viernes, 24 de enero de 2020

PEPA FLORES PRESERVA SU DERECHO AL OLVIDO


Imagen de una sesión fotográfica de 1969.
Imagen de una sesión fotográfica de 1969.
Massimo Stecchini a un periodista del diario  El País son de una elocuencia absoluta y honran la personalidad de su compañera, cuyo silencio sobre la vida que le dio nombradía y popularidad, en lo últimos decenios de la dictadura, nadie logrará romper, con ser uno de los más preciados para hacer memoria:

—Es muy difícil mantener el equilibrio en esta situación. Pepa está encantada con las muestras de afecto. Pero lo pasa muy mal. Ante todo quiere preservar su derecho a olvidar, y en este caso es complicado, más con todo este cariño que suscita. Pero es mi mujer, mi niña, y cuando le viene ese velillo de tristeza por los ojos a mí se me parte el alma. Mira que ella es incapaz de hacer un mal gesto y sabe que el Goya de Honor es un reconocimiento y lo agradece, y se recogerá, como es lógico. Pero es que cada vez que aparece por algo o surge por algo, siempre tiene que entrar uno que te joda la vida. Y en el caso de mi Pepita es que no hay nadie ni nada, ni cheque en el mundo, que la cambie. Ni siquiera estas semanas que nos han ofrecido un dineral, hasta, mira…, repugnante, pero es que no hay nada, repito, ni para aclarar todas esas tribulaciones y el mal rollo, que pueda hacer regresar en ella esos momentos jodidos. El hecho de hablar contradice su elección de ser alguien no público: no desea crear malentendidos. Y eso es. Explícalo de la mejor forma que puedas, por favor. Ella ha ido solventando la vida sin dolor y sería tremendo volver otra vez a revivir cosas. Nada, no queda otra salida que la normalidad. De esa boca no va a salir una palabra. Porque todo el mundo quiere hablar de su pasado. ¿A que de ella no os interesa el futuro? Y no lo tomes como un gesto de egolatría, ¡qué va! Todo lo contrario. Hace 35 años decidió que no hablaría y es complicado. Tú a mí llámame las veces que quieras, a tu disposición, a vuestra disposición siempre, pero ella nada.

                 DdA, XVI/4386            

POR SI FUERA POCO EL FRACASO ESCOLAR, AHORA NOS VIENEN CON EL VETO PARENTAL

Félix Población

La Asociación Católica de Propagandistas en Bilbao y San Sebastián, que sin ningún empacho mantiene en su denominación un sustantivo tan unido al tradicionalismo nacional-católico y a lo que fuera en el viejo régimen Delegación Nacional de Prensa y Propaganda, tiene previsto celebrar a finales de marzo las decimoquintas Jornadas de Católicos y Vida Pública del País Vasco. 

El tema a debatir será el que mejor dominan quienes así se hacen llamar con propiedad, pues como es bien sabido se dedicaron a ello de modo exhaustivo e intensivo durante la dictadura franquista: La libertad y la educación. Quienes nos educamos bajo aquel régimen somos muy conscientes del compromiso que la católica iglesia mantuvo en la defensa de la libertad de educación, habiendo elevado al dictador a la categoría de caudillo por la gracia de Dios. La celebración de esas jornadas se promete muy intensa si se tiene en cuenta -según leemos hoy en Público- que los defensores de la censura parental preparan la convocatoria con el apoyo de aquellos obispos que comulgan con el ideario de la ultraderecha y el Partido Popular de Pablo Casado. 

En el mismo diario se publica hoy una información relativa al alarmante aumento de la desigualdad en la eduación, con un titular que debería reconsiderar muy seriamente el Gobierno: la mitad de los alumnos pobres repiten curso. La noticia se basa en un informe del Observatorio Social de La Caixa e incide en las disfunciones más graves del actual sistema educativo español, a saber: los altos niveles de abandono escolar, el creciente peso del origen socioeconómico en los resultados académicos y el alto nivel de segregación por origen social.

Es muy llamativo y preocupante que uno de cada dos estudiantes de secundaria, pertenecientes a familias con pocos ingresos económicos, haya repetido curso, algo que en las familias con rentas altas solo se da en uno de cada nueve alumnos. En 2003 el número de alumnos que repitió curso, perteneciendo a familias modestas, era de 40, 9 puntos, mientras que en 2015 se situó en 49,9.

Otro dato a considerar en el informe citado, mientras la actualidad parece centrada en el dislate de la censura parental propalado por la ultraderecha y un sector al menos del Partido Popular con su líder a la cabeza, es que en nuestro país está creciendo el número de alumnos que no superan el nivel educativo de sus padres. En 2015, el porcentaje de personas que no alcanza competencias de comprensión lectora y matemáticas era treves veces mayor en el alumnado de origen social bajo que en el de origen social alto.

Frente a quienes pretenden reimplantar con el veto parental el pensamiento retrógrado y reaccionario que caracterizó a la enseñanza en el pasado, apelando a una libertad de educación que sus antecesores fueron los primeros en conculcar, al Gobierno vigente le cabe el honor y la posibilidad de enmendar los procupantes datos que afectan a la educación en nuestro país y que, a no dudar, decidirán en  buena medida el carácter progresista y exitoso de su gestión. España está a la cabeza en Europa del abandono escolar y para colmar esa lacra un partido de extrema derecha, respaldado por una derecha extrema, pretende retrotraernos a una educación pública censurada y sectaria, cuyo engarce con el viejo régimen es ciertamente parental. Adelante, pues, como manda el porvenir y no el pasado.

                DdA, XVI/4386            

jueves, 23 de enero de 2020

UNA MINISTRA EN LOS FUNERALES POR LAS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA MACHISTA


Félix Población

No ha terminado el mes en curso, primero de 2020, y el número de mujeres asesinadas se cifra en cinco al día de hoy. Esto es indicativo de que la violencia machista puede discurrir por parecidos derroteros o peores que los de 2019. El año pasado se cerró con un repunte de los asesinatos por tercer año consecutivo, con un total de 55 víctimas mortales y 46 huérfanos. 
Quiero pensar que desde el nuevo Ministerio de Igualdad del actual Gobierno de coalición, se va a acometer la violencia machista como un asunto de Estado, porque lo es al menos desde que se contabiliza el número de mujeres asesinadas (más de un millar desde 2003). 
Con menos víctimas durante más años, el terrorismo de ETA fue en España un asunto de Estado. Hace solo una fechas, el rey homenajeó a una de sus víctimas, Gregorio Ordóñez, con motivo del vigésimo quinto aniversario de su asesinato. Nada dijo Felipe VI, sin embargo, de la violencia machista en su último discurso de fin de año. 
Cada vez que ETA asesinaba, un ministro solía desplazarse al lugar en donde ocurría el hecho y asistir a los funerales por la víctima. No estaría de más que también se hiciera lo propio cada vez que el terrorismo machista mata a una mujer, si de verdad se trata de un asunto de Estado.

          DdA, XVI/4385         

DEL AZNAR HACIENDO EL CID A DÍAZ AYUSO HACIENDO DE ISABEL LA CATÓLICA


Félix Población 

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha tenido que asumir por encargo de su jefe Casado que quien fuera el fracasado director de la campaña electoral del Partido Popular en los pasados comicios, Miguel Ángel Rodríguez, sea ahora su jefe de gabinete. 

El reverdecer de los mediocres y la larga sombra de Aznar el de las Azores, el presidente felón -este sí que sí y con muchas muertes detrás aquel 11 M-, es otro síntoma evidente de que en la calle Génova no solo se asiste a un extravío ideológico serio sino también a un  declive de la dignidad política más que alarmante. 

Como es bien sabido, Rodríguez asumió el cargo de jefe de prensa a la vera de Aznar cuando don José María era un recental y mediocre presidente de la comunidad de Castilla y León. Fue entonces cuando, haciendo gala de una imaginación imperial, el tal MAR invitó a su superior a vestirse de Rodrigo Díaz de Vivar y ser estampado como El Cid Campeador en las páginas del diario El País. 

(A propósito de esta imagen, y como Aznar se sintiera muy orgulloso de la que le hicieron en las Azores con Busch y Blair, alguien le recordó a don José María que para foto buena la del Cid batallador, que ilustra este comentario.)

En agradecimiento a la creatividad de su subordinado, Aznar nombró a Rodríguez Secretario de Estado de Comunicación cuando el primero llegó a La Moncloa en 1996. Como portavoz del Gobierno, Rodríguez será recordado siempre por haber asegurado que la corrupción política había terminado en España con la llegada del que sería el partido más corrupto de Europa. 

También le cabe a este sujeto, aparte de algún que otro incidente por conducir en estado de embriaguez, aquel deplorable y rastrero ataque al doctor Montes en un plató de televisión, en el que el actual jefe de gabinete de Díaz Ayuso calificó repetidamente al médico ya fallecido de nazi por defender el derecho de los enfermos terminales a una muerte digna.

Con un poco de suerte, y confiando en la imaginación creadora de Rodríguez, cabría la posibilidad de que la presidenta de la comunidad de Madrid llegara a posar como Manuela Malasaña, pero lo más probable es que su jefe de gabinete haga de ella Isabel la Católica.

                 DdA, XVI/4385               

miércoles, 22 de enero de 2020

EL PIN PARENTAL Y LAS MAESTRAS DE LA REPÚBLICA*


Félix Población

Tal como señaló ayer el vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales con motivo del homenaje a las víctimas de los atentados fascistas que tuvieron lugar en un despacho de abogados laboralistas de la calle Atocha en 1977, y cuyo recuerdo guardo muy vívamente por haber informado del mismo, la defensa de la democracia, la justicia social y la educación pública son el mejor homenaje a su memoria. (Fueron asesinados asimismo en ese mes de enero los jóvenes Arturo Ruiz y María Luz Nåjera, también recordados).

La coincidencia de este primer acto oficial de Pablo Iglesias como vicepresidente con el desmán nacional-católico que quieren perpetrar el Partido Popular y Vox en el gobierno de Murcia a cuenta del veto parental a algunas actividades escolares complementarias, hace especialmente significativas las palabras de Iglesias y nada desproporcionadas, a mi juicio, las de Victoria Rosell, aunque luego haya querido matizarlas como expresión irónica. 

El artículo 155 sí se puede aplicar cuando una comunidad autónoma no cumple las obligaciones que la Constitución u otras leyes imponen -según leemos literalmente-, si esa comunidad "actuare de forma que atente gravemente al interés general de España". El Gobierno en este caso, "previo requerimiento al presidente de la comunidad autónoma [ya hecho, con un mes de plazo que se me antoja largo], y en el caso de no ser atendido, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de aquellas obligaciones o para la protección del mencionado interés general".

Estamos ante un claro intento de atentado contra la igualdad, la educación pública, los derechos humanos y los derechos del niño, que pretende pasar por el forro la Constitución, el estatuto de autonomía y la ley de educación aprobada por el Gobierno del Partido Popular, el mismo que está al frente del Gobierno regional murciano con Ciudadanos, que se ha negado a perpetrar tal dislate retrógrado, propio de aquellos tiempos oscuros en que los niños eran propiedad al alimón de la católica iglesia y la dictadura franquista. 

Puede que la nueva delegada del Gobierno para la Violencia de Género resaltara a posteriori la ironía de su comentario ante la provocación que comporta el llamado pin parental, pero la educación debe ser tomada siempre tan en serio como se la tomó en su día la segunda República, sobre todo durante aquel primer y fructífero primer bienio, con Marcelino Domingo y Fernando de los Ríos como ministros, y el olvidado Rodolfo Llopis (1895-1983) como director general de Primera Enseñanza, al frente del gran logro de la construcción y el equipamiento de miles de escuelas por toda la geografía nacional.

Con la llegada de la República cristalizaron en la escuela pública "proyectos pedagógicos muy progresistas e interesantes que tomaban como modelo formas de enseñanza que se ensayaban con éxito en América y en Europa", según el profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Salamanca Francisco de Luis Martín. Hubo rigurosos programas de formación para los maestros que los convirtieron "en una de las mejores generaciones de docentes que ha tenido España". 

La dictadura franquista se propuso  el fusilamiento efectivo de aquella escuela. Había que “aniquilar –en palabras del entonces obispo de Salamanca , Pla i Daniel- la semilla de Caín”. Aparte de los numerosos asesinatos perpetrados durante la guerra, la depuración durante la dictadura expulsó a unos 15.000 maestros y sancionó a otros 6.000. Lo menos grave es que estuvieron 18 meses sin cobrar. Tampoco la universidad se libró del que fue llamado  "atroz desmoche",  que despojó a muchos profesores y catedráticos de su trabajo para colocar en sus puestos a los afectos al régimen franquista. Entre los fusilados figuran el rector de la Universidad de Oviedo, Leopoldo Alas, hijo del autor de La Regenta, y el del joven rector de Granada, Salvador Vila, amigo y discípulo predilecto de Unamuno.

Para quienes quieran ilustrarse al respecto, saber cómo se combatió en la República la secular ignorancia y el analfabetismo, y meditar de paso acerca de los frutos que una buena enseñanza pública puede dar contra la nueva lacra de nuestro tiempo (la del tsunami de noticias falsas), aconsejo visionar el documental La república de los maestros, emitido por La Dos de TVE hace unos años. Las maestras y los maestros republicanos fueron los funcionarios más represaliados durante la guerra y la dictadura franquista. Parece que debemos seguir insistiendo en que nuestros conciudadanos se pregunten por qué. Sobre todo en Murcia.


*Artículo publicado hoy también en elsaltodiario.com
 
                    DdA, XVI/4384                 

martes, 21 de enero de 2020

LA SEGUNDA BIOGRAFÍA NO AUTORIZADA DE LA REINA IMPACIENTE


Félix Población

Falta un mes para que la reina consorte de España tenga en las librerías su segunda biografía, después de la que le dedicara con manifiesta mala uva su primo y exabogado David Rocasolano, titulada Adiós Princesa

Aquella pasó por la actualidad con una cierta escandalera de sal gorda que no dio mucho más de sí, y la que ahora ha escrito Leonardo Faccio, profesor de Periodismo en Barcelona, no creo que obtenga la resonancia que cabría esperar en un autor que como biógrafo solo puede aportar un libro sobre su compatriota Messi, el astro rey del fútbol mundial. 

Desconozco lo que se puede contar del futbolista argentino, cuya sobresaliente trayectoria con el balón en los pies no me parece de la suficiente entidad como para llenar muchas páginas más que no sean las de sus éxitos deportivos. Bien es cierto que Messi cuenta con los suficientes devotos como para interesarse por un libro en el que se cuenten hasta los más nimios y absurdos detalles de su cotidianidad.

Con esa perspectiva, es razonable que Faccio se pusiera a la tarea, aguardando sin duda el éxito comercial de su obra, algo que quizá haya pretendido también con la biografía de doña Letizia, de la que apenas sabemos que es fruto de un centenar de entrevistas y unos pocos años años de trabajo. Los rumores apuntan a que La reina impaciente, título del libro, dedicará un capítulo con cierta enjundia que tendrá por escenario los ocho meses que Letizia Ortiz pasó en México como becaria y vendedora de cigarrillos. 

Otro asunto que suscita interés es la razón del calificativo con el que Faccio define  a doña Letizia. Al tratarse de una biografía no autorizada, cabe suponer que algo contará que llene durante unos cuantos días algunos titulares en cuanto el libro salga a la calle, pues ese es el destino del género cuando no media la hagiografía pactada. 

A la protagonista, según cuentan en los mentideros próximos a la Casa Real, lo que le gustaría en el fondo sería que una pluma de prestigio dedicara atención a su currículum y uniera la gloria de su nombre literario (un Vargas Llosa, por ejemplo) a la de una agraciada presentadora de televisión capaz de estimular la libido del descendiente Borbón al trono de España. 

Es de esperar que sus dos hijas no garanticen la continuidad de una monarquía que debió concluir con Alfonso XIII, compinche con sus partidarios desde su partida a Roma en 1931 de quienes pretendieron acabar con la segunda República a partir casi del mismo momento de su instauración. (¿Quién quiso la Guerra Civil?, de Ángel Viñas, un libro muy recomendable).

               DdA, XVI/4383               

lunes, 20 de enero de 2020

EL GOBIERNO DE COALICIÓN Y LA IGLESIA CATÓLICA ESPAÑOLA


Félix Población

Nada escuché de las relaciones entre la iglesia católica y el Estado durante la larga e interesante entrevista que Pablo Iglesias sustuvo con el expresidente Rodríguez Zapatero en su programa La Tuerka. Es algo que tampoco se le suele preguntar al líder de Podemos y actual vicepresidente segundo del Gobierno, con ser -creo- una de las cuestiones que decantará en buena medida el talante progresista del nuevo ejecutivo de Pedro Sánchez. 

Quizá por eso, esas relaciones que hasta ahora se repartían varios ministerios, van a depender en su mayor parte del llamado Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática. Será por lo tanto la vicepresidenta primera Carmen Calvo quien tome esa responsabilidad, que comportará asimismo todo lo relacionado con las confesiones religiosas. 

Sobre la mesa están, como cuestiones pendientes, la reforma educativa que pondrá fin a que la asignatura de Religión sea evaluable y eliminará el concepto de "demanda social" para los centros concertados,  así como la bochornosa financiación para  aquellos que segreguen por sexos. 

El arzobispo de Oviedo, el obispo de Castellón y el cardenal Cañizares ya han dejado oír sus respectivas soflamas de cuño más o menos nacional-católico ante la posible pérdida de algunos de los privilegios que mantiene su empresa en la España de 2020, que no puede ser la misma que se sirvió de su historial durante la dictadura para mantenerlos. 

En esta ocasión, con el asunto del pago del IBI y las inmatriculaciones también por decidir, apunta Jesús Bastante que la jerarquía eclesiástica está más preocupada que con gobiernos socialistas pasados, y no solo porque junto al PSOE  está en esta ocasión Unidas Podemos sino porque, tal como comprobamos con la exhumación de los restos mortales del dictador de la basílica del Valle de los Caídos hace unos meses, Carmen Calvo consiguió dirimir esa cuestión en diálogo directo con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin. "A ver si con esa interlocución sin intermediarios -pensarán los más reaccionarios monseñores hispánicos-, nuestra añeja prédica es ninguneada".

Según leo, el ministerio de Justicia decidirá cuándo y cómo se publica el listado de bienes inmatriculados. Además, tendrá a su cargo la aprobación de una nueva ley de libertad religiosa y de conciencia –presente en el programa de Gobierno de PSOE y Unidas Podemos– y, en su caso, las reformas en distintos aspectos de los acuerdos Iglesia-Estado, como el de la asistencia religiosa en hospitales públicos, que hace unos días pude comprobar es la misma  de hace varias décadas (igual de molesta para los pacientes no creyentes), o en las Fuerzas Armadas (por lo que se ha interesado Compromís).

Durante la interviú de Iglesias a Zapatero solo una vez se aludió muy de pasada a aquella esperpéntica manifestación a la que acudieron algunos obispos y cardenales pancarteros, protestando airadamente en las calles de Madrid ante la ley del matrimonio homosexual, y me parece que, tal como está la derecha de nuestros días en su celo retrógrado por contagio de la ultraderecha, podría darse un revival de aquel frenesí ultramontano a poco que el Gobierno vigente cumpla con su programa.

       DdA, XVI/4382