martes, 18 de enero de 2022

GENTO: PARECE INVEROSÍMIL QUE SE HAYA PARADO PARA SIEMPRE


Valentín Martín

Cuando llegó al Real Madrid procedente del Racing todos los periodistas estábamos locos.
Los cuatro plumillas que acudieron a su presentación ( no creo que además estuviese Raúl Cancio, andaría en bombachos) no sabían nada de él y le preguntaron:
-¿Pero usted donde juega, por la derecha o por la izquierda?
Y él, superando el apullante arsenal de expresiones de Guarnizo, respondió:
- Me es inverosímil.
La verdad es que fue el mejor extremo izquierdo del mundo, y cuando coincidió con Enrique Collar en la selección, fue el de San Juan de Aznalfarache quien tuvo que irse a la derecha.
De los cinco de la leyenda fue el último en marcharse. Y el primero en usar secador después de la ducha en el vestuario.
Yo a los 11 años, lo odiaba a muerte, lo mismo que Juan Cruz, supongo. No podía hacernos eso una y otra vez. Hasta que llegó el negro Julio César Benitez y lo paró no corriendo más que él, sino poniéndo el culo como obstáculo en la carrera. Cuando Julio César Benítez murió de una intoxicación de mejillones, la víspera de un partido entre ellos y nosotros, volvió a ser una galerna.
Mi amigo Isacio Calleja, que se entretenía con Teresa contando los colores de las pastillas que los dos tomaban después de sus infartos, me clareó la historia:
- A mí no me tocó nunca, yo defendía la otra zona. Pero era tan bueno que echó a Olivella del lateral. Y mira por donde Olivella se convirtió en el mejor central.
Luego Isacio Calleja empezó a marearse en misa y un día se murió.
Dicen que hoy se ha muerto él y sí, parece inverosímil que se haya parado para siempre.

DdA, XVIII/5069

LA HUELGA DE LAS CIGARRERAS DE GIJÓN


Leo lo siguiente en el diario El Comercio de hace unos días, a propósito de la antigua Tabacalera: "Ahora mismo, en la valla que rodea la antigua factoría, se puede leer un contundente cartel que reclama un centro sociocultural, al mismo tiempo que, en el barrio alto, recuerdan su ya clásico «Cimavilla existe y resiste». Por allí arriba, nunca tuvieron las cosas fáciles y se niegan a que ahora su historia de cigarreras y pescaderas vaya emborronándose, con el paso del tiempo, hasta ser solo humo como el que manaba de aquellos cigarrillos de los que ya no quedan ni cenizas". Que no se emborrone esa historia.

David M. Rivas

Dempués del nadal de 1902, les cigarreres de Xixón fixeran paros intermitentes pa desixir subes de salarios. La empresa amenazó con echar a 180 si la cosa nun aparaba. El 17 de xineru de 1903, a les cincu la mañana, había na puerte la fábrica tabacos d'El Campu les Monxes un cartelón convocando a la fuelga. Les poques muyeres que decidieron entrar a trabayar fixéranlo escoltaes pola guardia municipal y cola friolera de 42 guardies civiles, 21 pareyes. Una comisión de cigarreres fora recibía esi día pol alcalde, Eduardo Martínez Marina, na sala plenos del conceyu. El 20 de xineru la empresa cedía, los salarios fueran al alza y les 180 amenazaes volvieron al trabayu con tolos drechos ya ensín castigu dengún. Yera la primer victoria obrera neto femenina de Xixón. El 21, siguiendu l'exemplu de les cigarreres, punxéranse en fuelga les filanderes y texedores de L'Algodonera, parando totalmemte la fábrica menos dalgún departamentu nel que, llamativamente, trabayaben homes. Tamién consiguieron los sos propósitos. Aquel xineru de 1903 fora un finxu na llucha obrera en xeneral y femenina en particular de Xixón. Les muyeres namás que cuntaron cola so fuerza y col sofitu de los homes anarquistes del gremiu portuariu.

DdA, XVIII/5069

CASADO ASA CARNE CON LA PARRILLA APAGADA Y ALMEIDA PROPONE COMO RECLAMO A DJOKOVIC


Benjamín Prado

Siempre me ha llamado la atención la tendencia de los políticos al disfraz, a buscar votos no a través de la seducción sino de la imitación, queriendo convencer a quienes los escuchan o miran de que son uno de ellos, alguien en quien confiar por su cercanía. Luego, ganan las elecciones de turno y, si te he visto, no me acuerdo. Lo que no puedo saber es qué pensarán hoy los taxistas que se paseaban por Madrid con la fotografía de Isabel Díaz Ayuso en el parabrisas, casi a modo de santa, cuando la hayan visto posando para la competencia, en este caso Uber, y dándola su apoyo; y lo que no puedo entender es que cualquier trabajador, del ramo que sea, pueda creer que alguien que defiende las ideas neoliberales que defiende la presidenta de la Comunidad de Madrid pueda al mismo tiempo defenderlo a él. O se mira hacia arriba o se mira hacia abajo, pero es imposible hacer las dos cosas a un tiempo.

De cada diez cargos públicos, once sobreactúan, quizá porque todo estrado es un escenario, eso no se puede negar, o porque no están seguros de que presentándose tal y como son y expresando sinceramente sus ideas, pudieran barrer algo para casa. Pero uno de los actores más habituales de esta tragicomedia es el líder del Partido Popular, Pablo Casado, al que ya hemos visto haciendo de biólogo, tractorista, vendimiador, pastor de ovejas, voluntario quitanieves… El problema es que en esa última instantánea se le veía meter la pala en el montón de nieve ya apartado de la calzada; que el tractor estaba parado y que en otra, la más reciente, que forma parte de su campaña rural invierno-primavera, se le ve ataviado de cocinero, preparando carne a la parrilla, pero sin fuego…. O sea, como lo del máster, solo que cambiando el disfraz de abogado por el de Arguiñano, que suenan parecido. Da la brasa, pero lo tiene crudo, lo cual podría ser una metáfora inquietante para él.

Hace poco, el aspirante de la derecha a la Moncloa se fue a seguir atacando al ministro Garzón a una granja de las que defiende Garzón, extensiva, familiar, donde a las vacas “se las llama por su nombre”, según dijo a la prensa, rodeado de cencerros, quién sabe si no dándose cuenta del contrasentido de su presencia allí, cuando lo que él defiende es las macrogranjas, o porque esté convencido de que la gente no se entera. Cuando se le preguntó por qué no había ido a uno de esos negocios de ganadería intensiva que él quiere usar de palanca contra el Gobierno, como los vaqueros de las películas que causan una estampida para arrasar la propiedad del enemigo, empezó a balbucear, se le vieron los nervios como se les ven los cables a esos robots transparentes que enseñan en las ferias tecnológicas. La pregunta de fondo es la misma: ¿de verdad alguien cree que le preocupa algo el campo y que volvería a pisarlo si llegara a presidente? ¿No ve nadie lo que hace al respecto el aspirante de su partido a repetir mandato en Castilla y León, a quién avala sin vacilar? Me temo que los únicos árboles que les interesan a los dos son los que no dejen ver el bosque, porque ahí hay mucho que ocultar y alguna causa pendiente con la Justicia.

El de Casado es ahora mismo el ejemplo de moda, pero hay muchos más, tantos que lo que resulta verdaderamente difícil es pensar alguna o alguno de nuestros representantes institucionales que transmita una sensación de ser ella o él mismo, y cuando así es da la impresión de que el resto de la clase política se le lanza al cuello, separados por las siglas y unidos por los intereses: no hay más que ver a ciertos barones e incluso ministras y ministros quitándose la camiseta de su equipo a mitad del partido y poniéndole la zancadilla al de Consumo, que además de ser un compañero se ve que es un adversario. La política no es que haga extraños compañeros de cama, es que los dos duermen con un cuchillo bajo la almohada.

Gran parte del debate en los medios de comunicación es idéntico: falta objetividad y sobra militancia; faltan argumentos y sobran consignas; faltan razones y sobra ruido; por no hablar ya de cuando, sencillamente, se pierden los modales. El coronavirus no se sabe, pero la famosa crispación sí que ha salido de un laboratorio, el de quienes no aceptan la democracia nada más que cuando ganan y el resto del tiempo se dedican a deslegitimar a quienes los han vencido con sus votos o con la suma de los suyos y los de sus aliados. A base de verlo todos los días, lo hemos normalizado, pero es una anomalía, tanto lo uno como lo otro. Por suerte, hay algunos indicios de que la tendencia cambia, las y los ciudadanos están aburridos de escuchar gritos vacíos y empiezan a preferir los espacios donde el diálogo es posible y los puntos de vista felizmente distintos se pueden defender sin transformar los estudios o los platós en circos. Ojalá, porque si alcanzamos el momento en que se exija a quienes se acercan a un micrófono que sea para decir algo, ellos, nosotros, el país y el mundo podrán mejorar mucho.

Hay personas que no quieren conocer a los demás por sus hechos, sino dejarse engatusar por sus discursos. Hay quienes prefieren creer lo que les cuentan que lo que ven con sus propios ojos. Están en su derecho. Pero, eso sí, cuando después los engañen, que le echen una parte de la culpa a su propia ingenuidad. O que vuelvan a meter la misma papeleta en la urna. El sistema es ése: cada uno elige lo que quiere, incluso a aquellos que no lo quieren a él. Pero la política-ficción y el discurso populista están por todas partes y lo aprovechan todo: por si había alguna duda, aquí viene el alcalde Almeida a decir que Djokovic, recién expulsado de Australia, sería un gran reclamo para el Abierto de tenis de la ciudad de Madrid y que, si no juega, será porque no le deje el Gobierno. Justo lo que hace falta ahora, traerse a la ciudad al antivacunas más famoso del planeta, a dar ejemplo. De donde no hay, no se puede sacar.  

InfoLibre   DdA, XVIII/5069

EL PODCAST DE PABLO IGLESIAS

Primer vídeo promocional de La Base

Félix Población

Tal como se previó en su día de modo masivo y coincidente, cuando Pablo Iglesias abandonó la cancha política después de haber dimitido como vicepresidente segundo del Gobierno y no lograr lo que pretendía como candidato a la presidencia de la comunidad de Madrid, uno de los fundadores y exlíder carismático de Podemos ha orientado su nueva y prolífica actividad en un campo al que le tenía mucha gana desde sus inicios en La Tuerka: los medios de información. Primero, como tertuliano en varias emisoras importantes y también como colaborador en varios periódicos. Ahora, anunciándonos su pod cast en el diario Público con una primera campaña promocional no muy acertada, a mi juicio, y que sin embargo dicen ha sido muy exitosa. Es muy probable que, dada la personalidad del conductor y presentador del pod cast, así como su contrastada y aguda capacidad analítica sobre la actualidad política, Público se apunte un tanto importante con La Base, tal como se desprende de la buena audiencia que está teniendo la participación de Iglesias en la tertulia de los lunes por la noche Hora 25, conducida por Aimar Bretos y en compañía de los exministros Calvo y Margallo. En el segundo vídeo  promocional del programa, más atinado que el primero, Pablo Iglesias afirma que La Base se va a enfrentar al reaccionarismo, el patrioterismo, la conspiranoia, la demagogia y las mentiras de la nueva derecha trumpista con una información veraz y plural. Se ofrecerán datos, argumentos, reflexiones, análisis de los discursos mediáticos, entrevistas, enfoques, opiniones de la calle y testimonios que no son habituales en los grandes medios de comunicación. Tiene muy buena traza el proyecto y es de esperar que Iglesias cuente con un buen equipo profesional capaz de ponerlo en marcha con todo el aprovechamiento mediático que permite ese enfoque de intenciones. Me ha llamado especialmente la atención, y creo que puede ser un acierto si se hace con profesionalidad y suficiente detenimiento, que se tenga en cuenta la voz de la calle, tan ausente en el periodismo de nuestros días. No deberían faltar tampoco unas buenas pinceladas de humor satírico, que tanta falta hacen y tan difíciles son de lograr con éxito. 

     DdA, XVIII/5069     

lunes, 17 de enero de 2022

"ESO ES EL MERCADO, AMIGO": LOS MÁS RICOS SE HAN HECHO MUCHO MÁS RICOS CON LA PANDEMIA



Félix Población

Oxfam Intermón ha hecho balance y ha sacado en conclusión, al cabo de casi dos años de pandemia por COVID, que más de 160 millones de personas en nuestro planeta han ingresado en la atroz pesadilla de la pobreza. Solo en nuestro país se ha registrado un millón de pobres más. Mientras, los diez hombres más potentados de nuestro mundo, según la revista Forbes, han pasado a más que duplicar su fortuna: de los 750.000 millones de dólares han subido a 1,5 billones, a razón de 1.300 millones por día de su vida. Actualmente acumulan seis veces más riqueza que los 3.100 millones más pobres del planeta. El informe de la citada organización asegura que con las ganancias desde el inicio de la pandemia de Amazon, perteneciente a uno de esos magnates, Jeff Bezos, se podría vacunar a toda la población mundial. Para celebrarlo, Bezos y sus amigos viajaron al espacio este verano, algo a lo que también aspira –con destino a Marte- otro de los grandes potentados, Elon Musk, mientras recibe miles de millones de dólares en subvenciones públicas al tiempo que infringe la legislación laboral. Las palabras del director de Oxfam Intermon son muy acertadas al considerar que mientras fallecían 17 millones de personas en el planeta por COVID, hay quien tuvo una pandemia de lujo:Mientras los bancos centrales y los gobiernos de los países ricos inyectaban billones de dólares para salvar la economía, una gran parte parece haber acabado en los bolsillos de los más ricos, que se han aprovechado del auge de los mercados bursátiles y otros activos”. Recordemos para la ocasión aquella frase de quien fue celebrado  vicepresidente del Gobierno español y director gerente del Fondo Monetario Internacional, luego encarcelado por delincuente: “Eso es el mercado, amigo”. Aquí lo tienen:


        DdA, XVIII/5068       

RECUERDO DE JUAN CUETO, TRES AÑOS DESPUÉS

Víctor Guillot

Este fin de semana, el escritor Manuel Rivas convirtió Twitter en un recordatorio de Juan Cueto. Porque uno, a veces, se levanta de la cama soñando con muertos y después los celebra porque sí, sin necesidad de acudir a la efeméride de turno. Lo hace por puro instinto animal, por querencia, por necesidad.  Unos sueñan con muertos y otros soñamos con la tintorería. Se lamentaba Rivas en su cuenta de Twitter de lo poco que se habla de Juan Cueto que es lo mismo que decir que se habla poco del futuro o, mejor dicho, del pensamiento que produce el futuro. Efectivamente, el futuro no es un tiempo, es una fábrica de pensamiento.

Juan Cueto fue la modernidad de los años 80 pensando en el presente siglo. El que fuera fundador de los Cuadernos del Norte y columnista de las páginas de televisión en El País vivía instalado en el siglo XXI. Nada de lo que hoy sucede le era entonces ajeno. Despeinado y con el puro de la inteligencia encendido como un televisor las 24 horas del día, analizaba el medio que, como nos dijo McLuhan, siempre es el mensaje. Si Cueto siguiera vivo, hoy sería un gurú de la semiótica en las redes sociales, un chamán de la palabra en el Twitter, un sociólogo enganchado a Instagram, un verdadero mago de la verdad escondida tras la imagen que nos explicaría la razón última de una fake news posicionada en la cúspide de Google.

Me dice Edu Galán que tiene la sensación personal de que nada de lo que ha hecho Cueto ha influido en el periodismo de hoy, como si Juan Cueto fuera una anomalía digital, una isla interior, una especie de Avalon perdida en el sueño de los tiempos. Pero yo creo que sí ha influido en el periodismo español otorgándole a la columna la necesidad de aferrarse a la novedad. La novedad hoy está hiperrevolucionada. Nos desborda. Es más difícil escoger un tema que escribir sobre él. La novedad es una estrella que ha nacido ante nuestros ojos, muerta. Toda novedad desvela nuestra propia estupidez, un cúmulo de contradicciones que nos devuelve a la condición de homínido, un antropoide que se bajó del árbol hace tres días con la sonrisa y la ambición de una bestia que ha reconocido cierta bondad en el mundo.

Basta leer sus artículos recopilados en Exterior Noche o Pasiones Catódicas para ver que Cueto dejó un legado, una manera de pensar y ejercer la ironía desde el ludismo, esa mirada despierta que comprendía las tecnologías del mundo y les otorgaba cierta humanidad por la vía de la compasión.  De adolescente, no nos perdíamos una sola conferencia de Cueto en Oviedo o Gijón, auténticas clases de sociología, ensayismo en acto, siguiendo la estela de Gustavo Bueno. Aquello sí era una fiesta. Fue precisamente él quien afirmó que Oviedo vivía en una novela y Gijón en 24 imágenes por segundo, contraponiendo dos espíritus marcados por un libro y una película. Asturias era así.

No hace mucho, el maestro Gonzalo Suárez me recordaba lo mucho que añoraba a Cueto y Quirós cuando regresaba a Asturias. No hacía falta salir de Villa Ketty para contemplar la vida cosmopolita desde la vidriera emplomada de su chalet con la perspectiva de un escritor de Brooklyn o de un periodista en Roma. Para Cueto era más fascinante una valla publicitaria que un cuadro de Dalí, un anuncio de telefonía móvil que una peli de Pasolini. Su legado era, sobre todo, una manera de pensar y de escribir la modernidad. Periodistas como Víctor García Guerrero desde en RTVE, filósofos como Pablo Huerga Melcón, el propio Edu Galán, Enric González o Manuel Rivas destilan en sus trabajos la actitud de Cueto. Que se lo pregunten a Sergio del Molino, a Joaquín Estefanía o Juan Cruz. Varias generaciones somos lo que somos, en una parte, aunque sea minutísima, a la obra de Cueto. Todos ellos han seguido esa actitud política ante el presente y todo lo que vendrá después, desde una ironía desbordante, cómplice, casi fetiche. No hace falta citar a Cueto todos los días en una columna para saber que sigue ahí, activo, con el monitor de sus escritos encendido y vigente, presentísimo y entrañable. Lean a Cueto. Verán que escribe de lo que ha pasado hoy, o sea, de lo que sucedió ayer, esto es, de lo que nos pasa siempre.

     Nortes DdA, XVIII/5068     

PAISAJE INTRABATALLAS



Marcelo Noboa Fiallo

El actual gobierno de coalición Psoe/Podemos, acaba de pasar el ecuador de la legislatura. Dos años que para algunos se les habrá hecho una eternidad y para otros un suspiro. Estos días se ha escrito de todo, desde los que valoran la labor del gobierno en términos positivos, hasta los que desearían meter en la cárcel a Sánchez y al “coletas” (aunque éste último haya dejado el gobierno y ya ni siquiera esté en política). La batalla no terminó al final de la campaña electoral, hace dos años. La batalla continúa porque para los “dueños del poder” este gobierno es un gobierno ilegítimo.

El Periódico El País, ha publicado una de las encuestas más ambiciosas para pulsar el estado de ánimo de los españoles y su valoración de estos dos años. Más ambiciosa por la dimensión cualitativa y cuantitativa de la misma, y con el reto de abrir en canal toda la encuesta y enseñar a los ciudadanos las “tripas” de todo el procedimiento (algo nada frecuente en los estudios demoscópicos). Con ello, desenmascara a todos aquellos que semana tras semana publican “encuestas” de dudosa fiabilidad y con sesgos nada ocultos.

1. El anuncio de la apocalipsis y de las siete plagas que caería sobre España, anunciada desde el minuto uno de la toma de posesión del nuevo gobierno, por PP/Vox, sólo se ha cumplido una, la de la presencia del Covid-19, en forma de peste que se ha paseado por la “piel de toro” junto con otro virus, el del odio, traído por Vox. Para el primero contamos con las vacunas que amortiguan (de momento) la letalidad del mismo; para el segundo, carecemos de vacuna y es resistente a los antígenos, PCR y medidas preventivas.

2. Si uno repasa todas y cada una de las actuaciones del actual gobierno y su leyes aprobadas, (47 en dos años, récord histórico de la España democrática) le guste o no, al menos podrá comprobar que ni atisbo existe de medidas propias de regímenes “social-comunistas” (no se ha nacionalizado ningún banco, ni los medios de producción, ni los medios de comunicación y lo más parecido a la dictadura del proletario, se lo ha dejado a Vox) Ha desarrollado en estos dos años lo más parecido a una socialdemocracia clásica con tintes liberales: subida del salario mínimo a los trabajadores, ligerísima subida de impuestos a las rentas más altas, Ley Ryder que protege por primera vez a los repartidores (nuevo lumpen proletariado) ante la explotación sin escrúpulos, Ley de pensiones que garantiza la sostenibilidad del sistema y la revalorización de las mismas de acuerdo a la inflación; implantación de los ERTE para mantener el empleo y empresas; Ingreso Mínimo Vital, Reforma laboral (pendiente de su tramitación parlamentaria)…

3. Ningún otro gobierno ha conseguido en un plazo tan corto, sacar adelante leyes que se enmarcan en la modernidad cívico-social de un país, como la ley de eutanasia, la nueva ley del Menor (aprobada por la unanimidad de la cámara) Ley de protección jurídica de los animales, Ley del cambio climático, Ley trans, modificación de la ley del aborto…

4. En todo caso, no hay ley más importante para un país que la aprobación de sus presupuestos que posibilitan el cumplimiento de las nuevas leyes, el funcionamiento del país y la sostenibilidad de un gobierno. Hacerlo con mayorías absolutas no tiene ningún mérito, hacerlo con un parlamento tan fragmentado como el actual, dice de la capacidad y cintura política de un gobierno (esto es la política)

5. De cumplirse los pronósticos de la macro encuesta de 40dB, las próximas elecciones certificarían la muerte definitiva de un partido que supuestamente nació para reformar la política y las instituciones, Ciudadanos (habrá un funeral preliminar en febrero, en las elecciones de Castilla y León). Nació bajo la etiqueta de socialdemócrata, liberal y progresista. Partido que estuvo a punto de gobernar con el Psoe, pero las ambiciones sin límites de su líder,  terminó por colocarles en la esquina de historia, compartiendo foto con Vox en la plaza de Colón de Madrid

6. La macro encuesta se realizó cuando Vox, todavía no había elegido candidato a la presidencia de Castilla y León. (es decir, sin cabeza de cartel electoral), sin embargo, la encuesta apunta a una subida notable del partido de extrema derecha en esta CC.AA, lo que nos lleva a la triste conclusión de que este partido no necesita candidato, cuenta con el ruido, el bulo y el insulto como programa electoral. Por ello, acaba de elegir a un desconocido y oscuro personaje como cabeza electoral, juan García Gallardo, cuyos twits, son para enmarcar: “Sonia Vivas, podemita feminazi y lesbiana por experiencia propia es experta en penes”

7. Vivimos tiempos complejos, caracterizados por la “liquidez” de los acontecimientos, quizás ello explica, en parte, que una de las lecturas de la encuesta de El País sea que la gestión de la pandemia y sus consecuencias sanitarias y económicas está castigando a los partidos de la coalición de gobierno (al igual que lo está haciendo con todos los gobiernos del mundo) en beneficio de la derecha y extrema derecha, a pesar de que estos mismos ciudadanos aprueban las políticas públicas y las medidas adoptadas  contra el Covid-19. ¿Es la certificación del triunfo del bulo sobre la veracidad de los hechos?

8. Preguntados los encuestados sobre su percepción del gobierno actual, lo califican de inestable, incompetente e incumplidor. Es decir, la misma calificación que como un mantra repite la derecha en el Parlamento y cada vez que sus líderes tienen un micrófono delante. Tres calificativos que los hechos desmienten y que a Belén Barreiro (directora de la encuestadora 40dB) le ha llevado a sentenciar: “hacerlo bien cayendo mal”. Los directamente beneficiados de las políticas sociales son los que peor puntúan al actual gobierno. La encuesta se realizó cuando los ciudadanos ya disponíamos del dato histórico que fueron los 776.478 puestos de trabajo creados en plena pandemia. Malos tiempos.

     DdA, XVIII/5068