miércoles, 11 de marzo de 2015

LA NEGATIVA DEL LÍDER DE PODEMOS A DEBATIR CON EL LÍDER DE CIUDADANOS

Julián Aceitero Gómez

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, declaró a Antena 3 que “varias cadenas de televisión privadas” le habían propuesto un debate con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pero que éste no lo aceptó (1). En efecto, el líder de Podemos descartó debatir con el de Ciudadanos argumentando que su adversario no es dicho partido, sino el Partido Popular que lidera Mariano Rajoy, a quien si retó a debatir porque es el Presidente del Gobierno que ejecuta la política económica que enriquece a la oligarquía a costa del empobrecimiento de la mayor parte de la ciudadanía (2).

   Sin embargo, muchos electores dudan si votar a Podemos o a Ciudadanos, por lo que se ha argumentado que Pablo Iglesias podría haberse equivocado al no aceptar el debate que Albert Rivera le planteó, porque así habría propiciado que aquellos electores se decanten por Ciudadanos (3). Antes de valorar esta posible equivocación, hay que saber qué electores son los que hoy dudan entre votar a Podemos o a Ciudadanos: Electores que en su día votaron al  Partido Popular, con el que están desilusionados por la política económica que les empobrece, por lo que han decidido que no lo volverán a votar y piensan hacerlo a Podemos, porque este partido se ha comprometido a combatir la política económica que les está empobreciendo. Y aquella posibilidad ha sido potenciada por Podemos al convocar a cualquier persona, sea cual sea su ideología, a   combatir aquella política económica que a tantos está empobreciendo.

   En cualquier caso, la oligarquía, entiéndase por tal al “conjunto de poderosos negociantes que se aúnan para que todos los negocios dependan de su arbitrio“ (4) y que establece la política económica que el Gobierno del Partido Popular ejecuta, ha debido dar por hecho que muchos de aquellos electores desilusionados con dicho partido no lo volverán a votar, pero ha confeccionado una estrategia para que no voten a Podemos, sino a  Ciudadanos.

   En efecto, Juan Tortosa, en su artículo Albert Rivera, el chico de moda (5), evidencia como los medios de comunicación, una propiedad más de la oligarquía, en concreto El País y ABC, publican alabanzas sobre los miembros de Ciudadanos, en especial de su líder, que contrastan con los libelos que publican contra los miembros de Podemos; y éste habría sido el contexto en el que el debate entre Albert Rivera y Pablo Iglesias propuesto por las “cadenas de televisión privadas” se habría desarrollado, porque éstas son también propiedad de la oligarquía que dicta la política económica al Gobierno del Partido Popular.   

   Y en dicho contexto Albert Rivera habría estado como pez en el agua, porque en aquella entrevista, en la que muestra su disposición a “varias cadenas de televisión privadas” a debatir con Pablo Iglesias sobre sus respectivas alternativas, califica a su propia alternativa de “sensata” y descalifica a la de sus adversarios de Podemos por “proponer cosas imposibles”, a quienes insulta al afirmar de los mismos que se “erigen en Mesías”, resaltando su insulto al afirmar de él y de los suyos que son “más humildes” (1).

   En consecuencia, aunque el debate hubiese suscitado un gran interés mediático, sustanciado en pingües beneficios para la cadena de televisión privada que lo hubiera emitido, habría sido un despropósito que Podemos lo hubiera aceptado. O dicho con otras palabras, Podemos acertó al rechazar aquel debate no solo por el motivo esgrimido por su líder Pablo Iglesias, que al principio de este artículo se reseña, sino también porque del mismo no habría obtenido ningún beneficio, si por tal se entiende aquellos electores se hubiesen decantado por Podemos.    

   Porque en dicho debate, aquellos electores, que desilusionados por la política económica del Partido Popular hayan decidido no volver a votarlo y pensasen hacerlo a Podemos, habrían recibido una información del partido Ciudadanos colmado de alabanzas, que contrastaría con la información del partido Podemos tildado con todas las maldades imaginables. Así se habría inducido en aquellos electores la ilusión de que Ciudadanos, “sin romper ni dar gritos” (5), llevará a cabo una reforma económica  “sensata” para solventar el empobrecimiento que padecen. Y aquellos electores nuevamente ilusionados, como en su día lo estuvieron por el Partido Popular, se habrían decantado por votar a Ciudadanos.

   Aunque aquel debate no se celebró, los medios de comunicación ya han propalado, propalan y propalarán hasta la saciedad aquellas informaciones sobre Ciudadanos y Podemos, con las que, probablemente, ya habrán conseguido el mismo objetivo: que aquellos electores desilusionados con el Partido Popular se ilusionen con Ciudadanos y lo voten. 

NOTAS

(1)Entrevista concedida por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al programa Espejo Público de  Antena 3, disponible en el vínculo: http://www.antena3.com/programas/espejo-publico/entrevistas/albert-rivera-consta-que-pablo-iglesias-quiere-debatir-conmigo_2015022700055.html.Albert Rivera:"…Varias cadenas de televisión privadas me han propuesto debatir con Pablo Iglesias, pero me consta que Pablo Iglesias no quiere"

(2)Entrevista concedida por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, a Carne Cruda, disponible en el vínculo: http://www.ivoox.com/carne-cruda-38-entrevista-a-pablo-iglesias-audios-mp3_rf_4170171_1.html
(3)Artículo No debería Pablo Iglesias minusvalorar a Ciudadanos del periodista Félix Población, disponible en el vínculo: http://www.diariodelaire.com/
(4)Acepción 3ª del Diccionario de la RAE:Conjunto de algunos poderosos negociantes que se aúnan para que todos los negocios dependan de su arbitrio.” Disponible en el vínculo: http://www.wordreference.com/es/en/frames.aspx?es=oligarqu%C3%ADa
(5)Artículo Albert Rivera, el chico de moda del periodista Juan Tortosa, disponible en el vínculo: http://blogs.publico.es/juan-tortosa/2015/03/06/albert-rivera-el-chico-de-moda/

DdA, XII/2945