miércoles, 13 de marzo de 2019

LA ANTIGUA FÁBRICA DEL GAS DE OVIEDO SE ABRE AL ÁMBITO DE LA CULTURA


Félix Población

Destacabale, muy destacable lo que ha ocurrido en Oviedo casi al término de la legislatura municipal que dará paso a las elecciones del próximo mes de mayo. 

Es de recordar que en aquella ciudad, por decisión de Somos Oviedo, se evitó que el Partido Popular siguiera al frente del Ayuntamiento, tal como había ocurrido a lo largo de más de dos decenios. El nombramiento de Wenceslao López, alcalde socialista, hizo posible el gobierno tripartito (PSOE, Somos Oviedo e Izquierda Unida) que estos días es noticia por haber comprado uno de los últimos vestigios del viejo patrimonio industrial ovetense: la antigua Fábrica del Gas y dos parcelas anexas, una vieja reivindicación del movimiento vecinal ovetense. 

El acuerdo, firmado con EDP España, compañía que adquirió al anterior propietario (Hidroeléctrica del Cantábrico), costará a las arcas municipales 4,5 millones de euros y sumará 13.000 metros cuadrados al patrimonio urbano de Oviedo. Todos ellos serán a partir de la próxima primavera un extenso espacio público dedicado íntegramente  a la cultura, que es de esperar sepa aprovechar a fondo el gobierno que resulte de los venideros comicios. 

Recordemos, para general conocimiento de la ciudadanía y expresión cabal de lo que media entre lo que hubiera sido de esos terrenos con un municipio gestionado por el Partido Popular (PP) y el que gestiona el tripartito, que éste modificó las condiciones del plan previsto por el PP, en el que se incluía la construcción de un centenar de pisos en ese área y el derribo de algunos antiguos edificios de características singulares. 

Los 13.000 metros cuadrados de la Fábrica del Gas -a la que habrá que dar junto a ese nombre una identificación añadida y concorde con sus futuras funciones- formaban parte de las reivindicaciones del movimiento vecinal ovetense desde los años noventa, después de que la fábrica (1858) cerrara en la década de los ochenta. Han pasado, por lo tanto, más de veinte años (todos ellos bajo la administración municipal del PP) para que las demandas populares cuajasen en lo que puede ser -si se colma con ideas y una ambiciosa proyección de futuro- un ámbito cultural de primera magnitud en una ciudad que debería centrar en ese campo muchas de sus mejores expectativas.

PS. Me participan desde Oviedo el intenso trabajo llevado a cabo por el concejal de urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, por recuperar  un patrimonio clave para la ciudad, poniendo el interés general por delante de la especulación y el beneficio. Mi comunicante me asegura ser testigo de los quebraderos de cabeza que esto le ha comportado y que lo ha peleado con uñas y dientes. A veces son los que no son profesionales de la política los que son capaces de conseguir  grandes resultados. ¡Enhorabuena por dar gas a la vida ciudadana ovetense!

                      DdA, XV/4113                    

1 comentario:

Joaquín Álvarez dijo...

Gracias Félix.

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario