jueves, 7 de marzo de 2019

"CON LAS BOMBAS QUE TIRAN LOS FASCISTOIDES SE HACEN L@S FEMINISTAS TIRABUZONEEEES..." SE HACEN L@S FEMINISTAS TIRABUZONEEEES..."

Ana Cuevas

Ya estamos en el ocho de marzo. Una fecha en la que se conmemora que 129 trabajadoras del textil (fabricaban lonas de color violeta) fueron quemadas vivas por su patrón por hacer huelga. Solo eran mujeres, para más inri obreras, seres fatuos sin alma que habían sido predestinadas a una vida de sumisión y silencio. Su rebeldía les costó muy cara. Pero el fuego que consumió sus cuerpos encendió la insurrección en millones de corazones en todo el planeta.
Algunos dirán que eran otros tiempos. Pero para muchas mujeres las llamas de ese incendio siguen todavía activas en muchas facetas. Y pese a quien pese, solo el triunfo del feminismo puede sofocarlas. Incluso aquellas mujeres que reniegan de él como si se tratara de la lepra deberían saber que, gracias a las sufragistas y a las endemoniadas feministas, hoy pueden optar entre ser jarrones chinos decorativos, monjas o físicas nucleares. Podemos escoger y hacer cosas tan elementales como votar, viajar, estudiar, tener una cuenta bancaria, trabajar sin permiso de un tutor masculino o divorciarnos. Esos derechos que no llegaron a las nuevas generaciones por arte de birlibirloque si no por la sangre, el sudor y la valentía de otras mujeres que se aseguraron de que sus hijas y nietas tuviéramos un futuro mejor y más justo.
También las desacreditaron en su tiempo. Lo mismito que ahora. Por ahí circula un autobús de unos tarados conocidos que se hacen llamar "Hazte Oír" y que pasean su mensaje de odio por la geografía carpetovetona animados por la jauría machista que aúlla en coro desde la diestra más siniestra.
Solo en un país que camina hacia el medioevo a lomos del rocín de Abascal "El Semental" se permitiría una garrulada de este calibre. Pero España es diferente, ya lo decía don Manuel.
Aunque ¡ojo!, en esta conjura de necios  para retrotraer a las mujeres a lo que ellos consideran su nicho antropológico (debajo de la suela del zapato del patriarcado) los de VOX no están solos. Los de Casado se unen a sus coleguis con esa necesidad que tienen por demostrar que para facha puro, puro... su pirulo. ¿Y los de Rivera? ¡Viva el mal! ¡Viva el feminismo liberal!
Que digo yo que alguien debería contarles a los de Ciudadanos que "feminismo liberal" es una contradicción en sí misma, como aquello de "inteligencia militar". Y que predicar a favor de legalizar la prostitución y aprobar la maternidad subrogada convierte el cuerpo de la mujer en una mercancía más de compra y venta. Chirría bastante con el mensaje de liberación y dignidad que promulga el movimiento feminista.
En fin, será que "feminismo capitalista" sonaba muy descarado o ya estaba cogido.
En cualquier caso, tengo la loca teoría que el recalcitrante mensaje de los tres jinetes de la "pocalichis" está contribuyendo a fortalecer y expandir el feminismo. Y no solo entre las mujeres. Cada vez hay más hombres que se suman y que este ocho de marzo nos apoyarán haciendo huelga, cuidando a los menores o a los ancianos y defendiendo la misma trinchera que sus compañeras, amigas, esposas o hijas. La de nuestra libertad e igualdad respecto a ellos.
Osea que muchas gracias a los patéticos primates de "Hazte Oír" por llamarnos feminazis. Y al cráneo privilegiado de Casado, por pretender enseñarnos a las mujeres lo que significa tener un embarazo. Y cómo no, a Riverita y cía por transmitir señales más confusas que una psicofonía de cuarto milenio. Vosotros sois el esperpéntico empujón que nos faltaba. 
Así que el día ocho estaremos enfrente de toda vuestra mierda, en parte por vomitarla tan profusa y locuazmente. Que nadie os quite el mérito camaradas. ¡Heil machotes!

                     DdA, XV/4108                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario