lunes, 25 de febrero de 2019

SENDAS AFRENTAS CONTRA LA MEMORIA DE AZAÑA Y ANTONIO MACHADO

 Comparto este breve artículo y la correspondiente y obligada protesta de mi estimado Luis Arias, que amplío en mi caso a la que merece el mismo proceder que ha tenido el presidente del Gobierno ante la tumba en Colliure de Antonio Machado, de quien ayer mismo escribíamos en este DdA acerca de su profundo republicanismo. El hecho me recuerda  la obligación que se les impuso a los brigadistas españoles que lucharon contra el franquismo de jurar fidelidad al rey para tener derecho a la ciudadanía española, algo a lo que algunos se negaron. Antes que contribuir a la erradicación del pensamiento republicano español, como parece que se pretende con este tipo de retablos esperpénticos, estos actos deberían estimularnos a estudiar ese pensamiento y reivindicarlo como fundamento de nuestra memoria democrática. Así fue y así será.- Lazarillo
La imagen puede contener: exterior

3 de Noviembre de 2000. Muchos republicanos, procedentes de distintas partes de España, coincidimos en el cementerio de Montauban para rendir homenaje a Azaña, cuando se cumplía el 60º aniversario de su muerte.
Hubo un momento en el que irrumpió un personaje del consulado español, con una ofrenda floral bicolor.
Entre los republicanos que estábamos allí congregados, se encontraba un valenciano que llevaba su republicanismo en vena, que había vivido gran parte de su vida en Francia. Se apellidaba Armengol. Y su protesta fue muy clara: "Je proteste".
Explicó que aquello era una falta de respeto a lo que don Manuel Azaña representaba.
Por fortuna, se le hizo caso y aquella "corona" con los colores monárquicos fue retirada de allí.
Pues bien, hoy don Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno, se fue a hacer una excursión por Colliure y por Montauban a rendir homenaje a Machado y a Azaña respectivamente. Y, ante la tumba de Azaña, su ofrenda floral fue bicolor.
¿Saben don Pedro y la comitiva de intelectuales que lo acompañaba que Azaña dejó escrito que no movieran sus restos del lugar donde terminaron sus trabajos y sus días?
¿Saben don Pedro Sánchez y su comitiva de intelectuales que lo acompañaba que Azaña fue el epítome de aquella 2ª República, es decir, del único Estado no lampedusiano de la España contemporánea?
¿No se dan cuenta que una ofrenda floral bicolor es toda una afrenta contra lo que Azaña respresenta.
Recordando al ciudadano Armengol, digo lo mismo: Je proteste.
¡Viva la República!



                  DdA, XV/4098                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario