jueves, 28 de febrero de 2019

LODARIO GAVELA, EL MÉDICO ASESINADO POR EL FRANQUISMO, Y LA MEMORIA REPUBLICANA


Félix Población

Ayer a las siete de la tarde tuve el honor de presentar, en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Salamanca, en compañía del director de la Fundación Jesús Pereda, Ignacio Fernánez, el libro del escritor Alejandro Álvarez El médico que no quería morir. Vida y muerte de Lodario Gavela Yáñez

Sobre esta excelente y voluminosa biografía novelada acerca del médico republicano leonés, asesinado por la Brigadilla franquista en 1947 en el valle berciano de Fornela, publiqué el mes pasado en elsaltodiario.com y en este DdA un artículo (Lodario Gavela, el médico de los maquis que no quería morir) con el que traté de interesar a los lectores por una obra ciertamente magnífica que rescata literariamenteno no sólo la ejemplar memoria del médico leonés durante su actividad profesional, sino la propia intrahistoria de la segunda República tal como se vivió en una familia de la pequeña burguesía a la que Lodario Gavela pertenecía. ¡Qué gran guión para el cine se podría hacer sobre la base argumental, documental y la memoria popular oral en que se basa este libro!

Esa intrahistoria republicana sigue sin ser contada a las jóvenes generaciones y es muy de lamentar que ayer ni un solo alumno de la Facultad de Geografía e Historia de la universidad salmantina asistiera a la presentación del libro, y que muy corta fuera también la asistencia de público en general. La presentación fue anunciada en los medios de comunicación gracias al interés puesto en ello por el autor, editor y difusor de la obra, que ya ha visitado bastantes pueblos y ciudades de Castilla y León, y lleva hasta ahora tres ediciones de la misma. 


Entre un presidente del Gobierno ("socialista"), que pone coronas de flores con los colores de la bandera monárquica sobre las tumbas francesas de Manuel Azaña y Antonio Machado y la poderosa ley de amnesia administrada desde la Transición, todo da a entender un interés manifiesto en que la historia del republicanismo español sea olvidada, tergiversada o manipulada, para una mayor orfandad del pensamiento crítico y progresista de las jóvenes generaciones, las mismas que le dijeron a los directores del  documental El silencio de otros, cuando lo vieron, que les había arrebatado su historia. Huérfanos están de ella.

Este documental sobre la memoria histórica democrática, que tan buena acogida está teniendo en muchas ciudades de España, no ha encontrado cine en Salamanca para su proyección, que tendrá lugar próximamente en el Centro Documental de la Memoria Histórica, en fecha aún por determinar, gracias al interés puesto en ello por el grupo municipal Ganemos Salamanca.

                              DdA, XV/4101                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario