miércoles, 13 de febrero de 2019

GANA LA DERECHA RADICAL Y EL ERREJONAZO SURTE SUS EFECTOS

Félix Población

Oportuna le encuesta que hoy publica eldiario.es, muy distinta en sus resultados a las que cocina Tezanos en el CIS, tan favorables al partido de su vida. Se publica cuando no se deja de hablar de un adelanto de las elecciones generales para el 14 de abril (Día de Ramos según Felipe González) o para el 28, porque parece que la cerrazón independentista impedirá que se aprueben los presupuestos del Gobierno.

Yo no sé si Sánchez hará más caso a Tezanos que a la encuesta de hoy, con vistas a convocar o no ese adelanto de los comicios, pero bien patente queda que el partido más corrupto de la historia de España puede volver a gobernar, meses después de haber sido desalojado del poder político por una moción de censura. Si eso fuera así, el fracaso del PSOE y sus aliados coyunturales al aprobar aquella moción (secesionistas incluidos) sería mucho mayor que el reflejado en los datos del último sondeo demoscópico, con ser estos tan contundentes.

No se trata sólo de que la izquierda (por entendernos) y el independentismo resulten derrotados de modo contundente por la derecha trina, sino que la derecha bicéfala (PP y Ciudadanos) van a poder gestionar la administración del Estado con la colaboración -por primera vez en los últimos cuarenta años- de un partido de ultraderecha neofranquista ("los hijos de los que lucharon en el bando nacional") que quiere acabar con el Estado de las autonomías.

Me consta que entre los independentistas catalanes hay consciencia y conciencia de lo que esto último puede representar, pero no la suficiente como para plantearse la posibilidad de evitar ese previsible gobierno de la derecha más dura que hayamos tenido hasta ahora en España, con sus drásticas consecuencias para Cataluña.

La encuesta de eldiario.es tiene como dato más significativo la pérdida de apoyo de todos los partidos, con excepción, precisamente, del partido ultra que puede marcar el itinerario de la gobernanza en nuestro país en los próximos años. ¿No es como para alarmarse por haber llegado a esta situación sin que haya otra alternativa posible? ¿No es para indignarse con aquellos políticos que, habiendo representado hace tan poco a tantos ciudadanos indignados, han rebajado con su rejones disidentes las expectativas de Unidos Podemos (UP) más confluencias a menos de cincuenta diputados?

A muchos de lo que votamos a UP nos hubiera gustado que, en lugar de esa serie de recuadritos que vemos en el arco morado de la encuesta, esa alternativa no contase con un menú tan variado (a la catalana, a la valenciana o a la gallega). No consta en esa franja morada el menú a la madrileña, pero su indigestión se ha hecho notar mucho en la encuesta.

                    DdA, XV/4087                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario