martes, 19 de febrero de 2019

EL ASESINATO DE ARDINES: ¿TRES SICARIOS PARA UN CRIMEN PASIONAL?

Lazarillo

Al cabo de seis meses sin noticias de las investigaciones policiales, la Guardia Civil ha detenido a tres hombres acusados del crimen cometido el pasado mes de agosto en Llanes, del que fue víctima el concejal de Izquierda Unida de aquel Ayuntamiento Javier Ardines, de 52 años de edad. Los arrestos han tenido lugar en las localidades de Amorebieta y Bilbao, y de la información publicada se deduce que un individuo sería quien promovió el asesinato (autor intelectual lo llaman ahora). Según los agentes, la víctima sostenía una relación sentimental con la esposa del arrestado en Amorebieta y éste urdió un plan para vengarse, con la colaboración de los otros dos individuos y un tercero, residente en Suiza, cuya orden de detención ya ha sido cursada. Dos de los detenidos son españoles y los otros dos tienen nacionalidad argelina. 
El crimen de este concejal de Izquierda Unida, ejecutado el pasado 16 de agosto cuando la víctima salía de su casa a primera hora de la mañana, generó una gran conmoción en Llanes y puso al descubierto una red de corruptelas municipales, intrigas y odios que en estos últimos seis meses han sumido a la pequeña población turística en la absoluta desconfianza, ante la certeza de que había un asesino involucrado en esa red. Según la información publicada por el diario El Mundo, uno de los detenidos responde a las iniciales P.L.N., tiene 48 años, reside en Amorebieta y está casado con una familiar de la mujer de Ardines. El detenido y su esposa residen a 220 kilómetros de distancia de la localidad asturiana, pero están muy vinculados a Llanes, localidad que visitaban frecuentemente, puesto que la familia de ella es originaria de allí y poseen una vivienda cercana a la de Ardines y del lugar en donde le tendieron la emboscada.
A este Lazarillo le parece excesiva la cobertura de hasta tres sicarios (dos de ellos extranjeros y uno residiendo en Suiza) para cometer un asesinato cuyo móvil parece ser sentimental o pasional (como se decía en el semanario El Caso). Puede que en los próximos días tengamos más información al respecto. Tampoco me han llegado hasta ahora datos acerca de las reacciones suscitadas en la población llanisca ante esas detenciones y el supuesto móvil del crimen.

                 DdA, XV/4092            

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario