viernes, 18 de enero de 2019

LA DERECHA NO DEJA DE APLAUDIR EL REJÓN DE ERREJÓN A PODEMOS


Félix Población

La carta de Manuela e Íñigo, publicada ayer en festiva primicia informativa por el Grupo Prisa y no por otro, supone una traición en toda regla al proyecto político de Podemos. La protagoniza uno de sus fundadores, que ya lo intentó hace dos años y fue rotundamente derrotado en su aspiración de liderar el partido -según dictaminaron sus bases- y no supo no sólo aceptar su derrota democrática sino evitar el resentimiento que eso le produjo, fruto del cual es lo que ayer hizo público en ausencia por permiso paterno de Pablo Iglesias. (Puede que a la hipocresía y al exceso de ambición  haya que añadir la cobardía en el haber de don Íñigo).

Después de los malos resultados de Unidos Podemos en Andalucía, es muy posible que la señora Carmena, liándose con el niño bueno y empollonzuelo del partido morado para hacer más formalitas sus candidaturas, piense que así puede volver a ganar la alcaldía de Madrid, que le debe a Podemos, y  reforzar de paso las posibilidades de don Íñigo  para presidir el gobierno de la Comunidad, cuya candidatura también debe éste al partido que acaba de fracturar.

Con esas deudas, sin embargo, y con la de los votantes e inscritos que se identificaron con esa formación política y con el grito de Unidad expresado en Vistalegre 2, una y otro han montado un nuevo partido, Más Madrid, perpetrando en comandita con los carmenitas descalzos (Julianauna maniobra sucia y ruin que abre una brecha grave en el pujante proyecto político alternativo que en su día despertó la conciencia de una buena parte de la ciudadanía al grito de ¡sí se puede! 

Resulta deplorable que doña Manuela y don Íñigo terminen su misiva con palabras de amor, llamadas a la gozosa primavera que viene e instancias a cuidar la democracia y Madrid. Tanta falsedad rebasa lo soportable y creo que les pasará factura. En España y en particular en Madrid -dicen los dos a una- existe una mayoría demócrata y progresista que no quiere que nos arrastren al enfrentamiento y al retroceso.¡Cuánto cinismo en unos firmantes que acaban de provocar precisamente eso, dejando otra vez a esa mayoría progresista huérfana de un proyecto político sólido y unido, en este caso ante una derecha que ha triplicado su frente reaccionario!

Es de temer que del Unidos Podemos pasemos al Desunidos nos brean, tan alentador para la derecha radical que ya está entre nosotros y la mayoría de los medios de información que tanto han esperado este momento. Espero que no sea esa la primavera a la que aluden Errejón y Carmena en su epístola a Prisa, pero caso de que vuelva a reír en Madrid con los trillizos reaccionarios, sabemos la parte de culpa que les corresponde a la alcaldesa y a don Íñigo el gambito, como le llama Juliana. De momento, a esa pareja le cabe haber hecho posible -después de haberlo intentando antes don Íñigo por su cuenta- lo que tanto han esperado durante un lustro los adversarios de Podemos. Ahora sólo queda que Más Madrid se pase al PSOE, según es tradición en los disidentes de izquierda.

PS. Felipe Alcaraz dice hoy: Íñigo Errejón, que ya prometía, en la primera rotonda rompe la hoja de ruta de la estrategia de unidad aprobada por IU y Podemos, y se sale por la rotonda del pensamiento líquido. La peor estrategia a la hora de enfrentarnos a la emergencia de la ultraderecha y a la superexplotación que anuncia la nueva crisis-apretón del capitalismo, cada vez más crecido. De espectáculo en espectáculo hasta la avería final. Así no.

                 DdA, XV/4.063                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario