lunes, 21 de enero de 2019

CIERRA LA MÁS VIEJA LIBRERÍA DE MADRID


Lazarillo

Si sumamos los años, contabilizaremos algo más de siglo y medio, 157 exactamente. La librería médica Nicolás Moya, ubicada en el número 29 de la calle de Carretas, en pleno centro de Madrid, echará el cierre después de que se sucedieran en su gestión cuatro generaciones. Especializada en libros de Medicina, Nicolás Moya la fundó en 1862 por encontrarse no muy lejos de la Facultad de San Carlos, en la calle de Atocha. Según la nieta de don Nicolás, Gema Moya, pocos le auguraban entonces tan dilatado porvenir, antes al contario, pero ahí ha estado hasta ahora en que acaba de colgar el cartel de liquidación por cese de la actividad y cualquier día de estos clausurará la añeja atmósfera de libro impreso que se respiraba en su interior desde los tiempos en que Ramón y Cajal tenía en la trastienda una de sus tertulias.: "Era amigo de la librería, y cuando venía a hacer las correcciones de sus libros también hacía tertulias y organizaba encuentros con colegas", destaca Gema, quien además recuerda que Nicolás Moya terminó creando una imprenta para publicar sus propios libros y traducciones de editoriales extranjeras que de otra manera no habrían podido leerse en español. Durante la guerra se perdió gran parte del material: "Lo requisaban y decían que lo iban a devolver, pero luego nadie lo hizo. Ni unos ni otros. Los tiempos de después de la guerra también fueron difíciles para mi abuelo fueron, pero bueno, al final salió adelante como pudo", apunta la librera Moya.

               DdA, XV/4.066                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario