jueves, 27 de diciembre de 2018

MORENO/MARÍN Y LA SOMBRA DE LA DERECHA RETRÓGRADA


Félix Población

Ha llegado al gobierno de la comunidad más poblada de España, aquella en la que durante casi cuatro décadas gobernó el Partido Socialista, la derecha más derecha de las que se han dado en el país a lo largo de cuarenta años. Gracias al pacto entre un partido que se confesó de centro izquierda al nacer y que se ha ido acomodando a ser la marca blanca del Partido Popular (el de las mil y una corrupciones), Andalucía será posiblemente el ensayo de lo que bien podría repetirse en España si la extrema derecha -como en esa comunidad- logra un porcentaje de votos suficiente como para vencer a la izquierda, caso de repetirse la triple alianza con el PP y Ciudadanos (tridente la llama hoy en el diario El País Josep Ramoneda).  

La abstención también decidirá, en unas próximas elecciones generales, el resultado final, pero para que la pugna sea al menos reñida -tal como están las cosas- se requerirá una dotación de argumentos para la movilización del voto progresista que actualmente no existe. Antes bien, en el PSOE se están dando posturas encontradas respecto a Cataluña, la solidez unitaria de Podemos no es la mejor y en Izquierda Unida el lamentable asunto Llamazares se va a dejar notar en Asturias, una comunidad en la que IU viene contando históricamente con un notable respaldo electoral. 

Si frente a esa derechona recién nacida como gobierno en Andalucía, sobre la que se cierne como estímulo radical la sombra de una ultraderecha neofranquista, xenófoba y racista, el progresisimo no ofrece un frente de resistencia contundente en los próximos meses -empezando por sanear sus heridas internas-, España dejará pasar el cercano ejemplo portugués* y los independentistas de la rauxa catalana se habrán arrepentido de su cretinismo, que purgaremos todos aquellos ciudadanos para quienes la derecha retrógrada es el peor de los riesgos que pueden asomar en el futuro de este país. ¿O es que hemos olvidado de dónde venimos y de la oposición que ya viene ofreciendo esa derecha para rescatar la historia de nuestra memoria democrática? 

PS. Aconsejable la lectura le artículo que hoy publica en La Marea el periodista Antonio Maestre, en el que dice: No hay 400.000 fascistas en Andalucía. O sí puede haberlos. Claro que sí, ni que en España no hubiéramos convivido con un franquismo incardinado en lo más profundo de nuestro sistema de partidos y en la hegemonía imperante. No sabemos cuál es la ideología de cada uno de ellos. No sabemos si lo son. Ni siquiera importa si VOX es fascista o no, o si calificarlos así es la mejor manera para que no consigan más notoriedad. Pero no puede exonerarse de su responsabilidad a aquellas personas que deciden dar su apoyo a quien tiene un ideario que busca eliminar derechos conquistados e ir contra los más débiles. Cuando decides libremente dar tu voto a un partido que quiere deportar a gente humilde que solo viene a mejorar su vida, importa poco lo que seas, importa lo que haces y lo que tus decisiones implican en la vida de otras personas.

*Leído en el diario El País:
Antes de final de año, Portugal habrá finiquitado sus créditos con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Serán 4.700 millones de euros, de un total de 26.300 millones concedidos en 2011 por el citado organismo para salvar al país de la bancarrota. El anuncio ha sido hecho por el primer ministro, António Costa, en la última sesión de debate de los presupuestos para 2019, aprobados con los votos del su propio partido socialista, el comunista y el Bloco de Esquerda y el diputado del PAN. La devolución total del crédito se produce con años de antelación y gracias a una bonanza económica, que se traduce en crecimientos por encima de la media de la UE (2,2% este año) y en un paro del 6,6% en septiembre, el más bajo desde hace 16 años.

                   DdA, XV/4.048