martes, 18 de diciembre de 2018

LAURA LUELMO

Félix Población

El pasado 8 de marzo fue un día importante en España. Las ciudades de todo el país sirvieron de escenario a múltiples y multitudinarias manifestaciones feministas. Laura Luelmo hizo para ese día una ilustración que colgó en las redes sociales. Había estudiado Bellas Artes en la Universidad de Salamanca, un máster de Diseño en la Universidad Complutense y otro de posgrado para ser profesora de secundaria en la Universidad de Valencia. 

Laura era una excelente caricaturista y una auténtica vocacional de las Artes Plásticas. Dos exposiciones  en la Universidad de las Américas de Puebla (México) avalan ese prometedor porvenir. También, su taller de caricaturas cervantinas en la Biblioteca Nacional había sido muy elogiado. Laura hablaba inglés, italiano y valenciano. Es de suponer que estaría contenta cuando le salió un trabajo de sustitución como profesora de Artes Plásticas en el instituto Vázquez Díaz de Nerva (Huelva) a primeros de este mes. 

Hace unos días salió de su modesta casa de alquiler para andar por el campo según su costumbre, pero ya no volvió. Ayer supimos ante su cuerpo roto que la habían asesinado. No sé qué número hace esta joven zamorana en la lista del terrorismo machista que soporta este país año tras año sin que se logre no ya erradicar sino reducir semjante lacra. En 2.015 Laura había escrito esto en las redes: Te enseñan a no ir sola por sitios oscuros en vez de enseñar a los monstruos a no serlo. Ese es el problema. 

Uno de esos monstruos acabó con ella y, además de maldecirlo por su bestialidad, sólo cabe añadir mi más solidaria condolencia a los padres y amigos de Laura, y también decirles que este país necesita mujeres como ella, que digan, como ella: Tu oportunidad eres tú. Yo creo que esa frase bien merece hacer camino de grito en las calles de España.

Isabel Miguel escribe:
El silencio es la forma con que asumo el dolor. El silencio hace que el tiempo coloque y no me arrastre por la rabia. Silencio he guardado ante el asesinato de Laura Luelmo, silencio porque me dolía demasiado. Identificada con la ilusión de su destino reciente como interina, identificada con la esperanza en su futuro en la enseñanza, identificada como mujer...
Cuando ocurren actos de violencia machista (violaciones, asesinatos, agresiones de cualquier tipo), se levantan polémicas que me desconciertan. Hombres que se sienten ofendidos, mujeres que argumentan que sus amigos o familiares hombres son buenos... Qué absurdo todo y qué triste.
La única verdad es que Laura no está, que muchas no están, que la violencia machista (sí, machista) se ha llevado otra vida.
No conozco a ninguna mujer con la que haya hablado del tema que no se haya sentido acosada, ultrajada y cosas peores por algunos especímenes del género masculino, ninguna ¡NINGUNA!.
Basta ya de alimentar a la bestia, basta de reírse de comentarios que poco favorecen a la mujer, de la inacción ante determinadas actitudes o hechos. Hay que terminar con esto porque es insufrible.
Con todas y todos los que hoy sienten este dolor como suyo, estoy.
Sororidad.


EL FEMINISMO NO VA A PARAR: https://www.eldiario.es/barbijaputa/barbijaputa-hasta_que_no_6_847325274.html
 
                     DdA, XV/4.039                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario