miércoles, 19 de diciembre de 2018

EL DELITO DE MATAR A UN PATO A PEDRADAS


Lazarillo

Al Parque de Jovellanos lo llaman el Parque de los Patos en Mieres, por los que tienen allí su estanque y caseta, como en todos los parques con patos de España a los que tan aficionados son los niños en su primerísima edad, con las primeros pasos y la primeras palabras. En ese parque mierense han matado a un pato a pedradas, según consta por las marcas de los proyectiles en la caseta que no sirvió de refugio a tan simpático e indefenso animal. La imagen mueve a rabia y tristeza ante semejante barbaridad, cometida posiblemente por más de un energúmeno. Nótese que utilzo el género masculino porque cuando estas atrocidades ocurren, las manos asesinas suelen ser de varón y a varones asociamos de inmediato la culpa. ¿Qué hacer con ellos si por casualidad alguna de esas cámaras habilitadas en las ciudades hubiera denunciado la identidad de sus jetas?

                     DdA, XV/4.040