domingo, 18 de noviembre de 2018

FAUSTO CANALES, LOS SIETE DE PAJARES DE ADAJA Y MILES DE REPUBLICANOS MÁS

 La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, lentes de sol, sombrero y exterior

Remedios Palomo

Hoy voy a escribir sobre Fausto Canales y la obligación de enterrar a su padre, Valerico Canales, identificado y en un cementerio, de acuerdo con las exigencias legales. Porque Valerico está en Cuelgamuros, en una gigantesca fosa común donde yacen sin nombre 12.410 republicanos y 20.000 “golpistas”, identificados pero sin tumba señalizada. Cuelgamuros solo es cementerio para Franco y José Antonio, los únicos muertos allí enterrados en una sepultura formal.

Cada vez que voy a escribir sobre Fausto Canales, releo los informes elaborados sobre el Valle por encargo de gobiernos socialistas y las resoluciones del BOE que dieron lugar a la creación de las comisiones de expertos. Unos y otras son una prueba tristísima del desprecio democrático con el que España sigue tratando a las víctimas del golpe de estado y de la pacífica condescendencia con el fascismo. Los dos informes concluyen reconociendo la dificultad para exhumar a los republicanos y la necesidad hermenéutica de conservar el monumento sin Franco. Sin embargo, omiten que el 23 de febrero de 1980 se extrajeron de Cuelgamuros 133 cuerpos de republicanos con destino a Navarra, en una operación pública sin huellas jurídicas y técnicas. Ahí lo dejo.


A pesar de las reiteradas negativas de las instituciones, Fausto Canales no ha dejado de pelear en todos los niveles administrativos y judiciales posibles e imposibles, llegando a reincidir en algún producto de ficción, esquivando importantes zancadillas. Finalmente, ha logrado obtener una resolución administrativa estimatoria de Presidencia que le autoriza a recoger el cuerpo robado de su padre.”Fausto, olvídate de leyes, lo de tu padre es un asunto político”, le decíamos. Y así ha sido. Él nunca ha ido solo, ha llevado consigo a los siete de Pajares de Adaja y cuando salga su padre, saldrán los de Pajares y su tío. Quiero destacar que no ha sido fácil y sin embargo, debería haberlo sido.


El gobierno tiene que darse prisa en exhumar porque el tiempo vuela; tiene que exhumar todos los cuerpos reclamados e identificar a los 12410 desconocidos por exigencia democrática, cueste lo que cueste, como se hizo con Navarra. ¡¡Enhorabuena, Pedro Fausto Canales Bermejo porque tú lo vales!!


                  DdA, XV/4.015              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario