lunes, 19 de noviembre de 2018

FASCISMO LEGAL, VERGÜENZA NACIONAL


Lazarillo

Me gustaría que cuando se seleccionen aquellas fotografías sobre la actualidad política que deben ser merecedoras de alguna distinción a lo largo de este año, cuando se cumplen 43 de la muerte del dictador, un tribunal de profesionales tenga a bien elegir la que Álvaro García hizo ayer con motivo de la manifestación de partidarios del viejo régimen en el centro de Madrid. Los concurrentes, convocados por la Asociación para la Derogación de la Ley de Memoria Histórica, fueron interrumpidos por tres militantes de la organización Femen al grito de Fascismo legal, vergüenza nacional, que además llevaban impresa esta frase en sus pechos desnudos. Se dice que para preservar la seguridad de tan temerarias mujeres, provistas de todo el valor que les falta a quienes condenan el franquismo sin evitar que su exaltación sea voceada en las calles cada 20 N -con una apología expresa del golpismo militar que dio origen a una guerra cruel y a una dictadura sanguinaria-, la policía intervino, evitando que fueran golpeadas más de lo que lo fueron por los manifestantes, pero lo que vemos en la imagen de Álvaro García es que mientras un policía sujeta a una de las activistas, una señora de edad la abofetea con el desparpajo y la impunidad propios del tiempo que añora.  Ojo a esta foto/editorial, por si atraviesa fronteras y pone a la España de Pedro Sánchez muy por debajo de lo que pregona y no cumple. En cuanto a esas jóvenes de Femen, tengo la sensación de que tanto valor no nos lo merecemos.

                   DdA, XV/4.016