lunes, 19 de noviembre de 2018

¿SEGUIREMOS HABLANDO DE LOS RESTOS MORTALES DE FRANCO EN 2.058?


Félix Población

Si alguien en 1975 me hubiera dicho que cuarenta y tres años después del fallecimiento del dictador, cuyo régimen ha sido condenado en todos los organismos internacionales, iba a mantenerse de actualidad en España con motivo de las dificultades que comporta desalojar sus restos mortales del Valle de Cuelgamuros, me habría parecido inasumible. Sobre todo si a esa impensable previsión se le añade la de saber que, camino del medio siglo de la extinción del viejo régimen, más de cien mil republicanos siguen enterrados sin identificar en fosas y cunetas como si fueran las desalmadas alimañas con las que sus verdugos los difamaron durante cuatro décadas.

Como esto, por desgracia, está ocurriendo, después de casi veinte años de gobiernos bajo las siglas del PSOE, y ahora podemos volver a reparar en lo que significa esa negligencia gracias al documental recientemente estrenado en España bajo el título El silencio de otros, no me resisto a reseñar lo que las generaciones jóvenes han dicho a la codirectora del mismo, Almudena Carracedo: Los jóvenes que han visto la película dicen que les han arrebatado su historia.

¿Acaso ningún gobierno en este país, de los llamados a resolver semejante rémora y lacra, se ha dado cuenta de lo que estas palabras de las jóvenes generaciones significan y de lo que tantas veces se ha repetido acerca de lo que supone la ignorancia de nuestra propia historia? ¿Vamos a seguir así otros curanta años más o al fin seremos una nación que, como los de nuestro entorno, condenó todo vestigio de su pasado dictatorial en cuanto fue repuesta la democracia?

PS. Me inquieta pensar que los españoles de 1936 tenían muy poca memoria de las tres guerras civiles (carlistas) que se sucedieron a lo largo del siglo XIX.

DdA, XV/4.016