lunes, 1 de octubre de 2018

LOS TERRORISTAS DE LA CASA DE LOS SAUCES


Félix Población

El escritor asturiano Fulgencio Argüelles acaba de publicar en Acantilado su quinta novela, que a diferencia de la mayoría de las precedentes no goza de premio literario alguno. Es de recordar que con la primera, Letanías de la lluvia, recibió su autor el premio Azorín, y que con la penúltima, El palacio azul de los ingenieros belgas obtuvo el Café Gijón en 2003. De las que he leído, contando con la penúltima -No encuentro mi cara en el espejo, que tampoco fue premiada como El otoño de la casa de los sauces-, me parece esta última la que menos me ha interesado, a pesar del sugestivo asunto que desarrolla: el reencuentro de un potentado empresario, que en su juventud fue terrorista (Zígor) y se encuentra en situación de enfermo terminal, con siete de sus antiguos compañeros, veinte años después de la disolución del comando que combatió durante dos al triunvirato de un régimen militar en el país imaginario donde discurre la novela. 

Me parece excelente el retrato que se hace de los personajes, tanto de los convocados como del personal de servicio que los atiende en la confortable morada en donde residen Zígor y su esposa. Puede que el desarrollo del libro se dilate demasiado en las incidencias y el pasado de huéspedes y sirvientes, teniendo en cuenta que Zígor oculta desde las primeras páginas el objetivo que le ha movido para la reunión, y eso crea en el lector unas lógicas y apremiantes expectativas por saberlo. Se espera más de lo que finalmente ofrece ese desenlace después de 200 páginas . Y además, el autor juega al equívoco llegados al punto de dilucidarlo, primero planteando una situación dramática y luego anulándola. 

Creo que, en conjunto, la novela se deja leer  bien -gracias sobre todo a la magnífica prosa del autor-, pero  puede que al final se tenga la sensación de que no se han aprovechado del todo las posibilidades que tenía la historia. Su asunto puede ser el gancho que lleve a leerla a quienes, además, estiman a Fulgencio Argüelles como un magnífico novelista.

DdA, XV/3968