sábado, 13 de octubre de 2018

LA DERECHA DEL ABUCHEO DEL 12 DE OCTUBRE



Lazarillo

El historiador Diego Díaz nos recuerda hoy, en un artículo publicado en El Salto, que corresponde a un gobierno de Felipe González la aprobación de la ley por la cual el 12 de octubre fue proclamado día de la fiesta nacional. Atañe al Partido Socialista Obrero Español la responsabilidad de no haber cambiado esa fecha como fiesta nacional asociada a la expedición de Cristóbal Colón, al poder incuestionable de la iglesia nacional-católica y a la raza militar y falangista. La ley fue aprobada en septiembre del 1987. A pesar de esa condescendencia, todos los 12 de octubre, ya fuera con González en su tiempo, con Zapatero en el suyo o con Sánchez ahora, parece que es tradición entre la derecha más proclive a las exaltaciones militares el abucheo y los gritos denigratorios contra el presidente del Gobierno, siempre que este pertenezca al PSOE. Es como si esos grupúsculos minoritarios, ubicados en las proximidades de la tribuna de honor, corriesen a cuenta del partido o partidos entre cuyos representantes se formulan parecidas críticas a las voceadas ayer por esos espectadores. Y es que, como demostró en su día su máximo adalid, hay una derecha asilvestrada en España, proclive a las exaltaciones militares e incapaz de asumir sus derrotas en las urnas. Los titulares hoy de los diarios afines a esa derecha, que magnifican un hecho anecdótico como si revistiera carácter multitudinario, son los mismos que hace años en la misma fecha con Felipe González o Rodríguez Zapatero: Aplausos al rey y abucheos al presidente del Gobierno. Posiblemente entiendan que en actos como el de ayer (600.000 de euros), para que sean celebrados, el rey, la milicia, el himno, la bandera y el país deben ser suyos. Así ocurría cuando el jefe del Estado fue durante cuarenta años un general golpista y había un único partido.

DdA, XV/3980