miércoles, 26 de septiembre de 2018

MONCLOA.COM Y PABLO CASADO

Resultado de imagen de moncloa.com

Lazarillo

La reciente aparición de un nuevo medio digital que lleva por cabecera el nombre de la sede de Presidencia del Gobierno se ha llegado a conocer gracias, sobre todo, a una serie de capítulos que tienen por asunto unas grabaciones en las que la ministra de Justicia hace una serie de comentarios que a la oposición y a Unidos Podemos le resultan inadmisibles y deberían obligar a Dolores Delgado a dimitir. Sería, por lo tanto, la tercera de las dimisiones después de poco más de cien días del actual gobierno de Pedro Sánchez, al que la vieja y nueva derecha (PP y Ciudadanos) pretenden acosar hasta impedir que se mantenga durante toda la legislatura. Van a seguir así día tras día y para ello no van a reparar en medios. Uno de ellos podría ser, creado a tal efecto, Moncloa.com, sobre todo si se confirma que el editor de esta publicación puede tener una cierta relación con Pablo Casado, tal como se empieza a comentar en los mentideros profesionales. También le cabe al discreto lector la posibilidad de probar a ser fuente (a lo Villarejo) de información en el citado medio, comunicando con la sección habilitada a tal fin para que los lectores y no los redactores hagan periodismo, qué bien: Cuéntanos todo. Nos encanta escuchar maldades. Le atenderá el propio editor de inmediato (Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña, ojo al curriculum), sobre todo si lo que anuncia contribuye desde Moncloa.com al acoso y derribo de Moncloa.Sánchez

PS. ¿A nadie en la profesión le ha extrañado que un medio nacido el 17 de septiembre lo haga con tanto "brío"?
Nada que pueda tener como fuente sucia a ese sujeto debería usarse en política. Nada. Si se usa, la consecuencia sólo puede hacer más oscuro el lodazal...para beneficio de Villarejo, que se nutre del lodo. El comisario jubilado José Villarejo alardeó este verano ante sus compañeros de la cárcel de Estremera, donde duerme desde el pasado noviembre, de su agenda para airear la munición inflamable contra políticos, jueces y fiscales que grabó durante más de dos décadas con su micrófono espía. Lo acabamos de leer en El País, y este discreto Lazarillo implora por un Valle Inclán que plagie a este personaje como protagonista del gran esperpento nacional.


DdA, XV/3963