miércoles, 8 de agosto de 2018

POR LA SUSPENSIÓN DE LAS CLASES DE TAUROMAQUIA PARA NIÑOS EN GIJÓN

Lazarillo

Una vez más, coincidiendo con las fiestas de Begoña que todos los años celebra la ciudad en el mes de agosto, Gijón se propone el evento Toros para niños, patrocinado por la Fundación Víctor Barrio, un torero fallecido a consecuencia de una cornada sufrida en la plaza de toros de Teruel hace dos años. El próximo 11 de agosto, a partir de las once de la mañana, se desarrollará una jornada en El Bibio gijonés en la que se impartirán, entre otras actividades relacionadas con la tauromaquia, clases de toreo de salón. Se trata de una iniciativa puesta en marcha por la empresa Circuitos Taurinos, que cuenta con la colaboración de profesionales de la tortura y matanza de un animal en los ruedos y que se impartirá de modo gratuito tanto a niños como a niñas. Es de recordar al respecto, que el Comité de Derechos de los Niños de la ONU ha recomendado a nuestro país que prohiba a niños y adolescentes menores de 18 años la entrada y/o participación en las corridas de toros. También el Parlamento Europeo está estudiando por primera vez la prohibición de este tipo de espectáculos en España.

Por la suspensión

Pedimos de manera expresa la cancelación de las clases de toreo para niños/as, previstas para el día 11 de agosto, a las 11 de la mañana, en la Plaza de toros El Bibio en Gijón, a cargo de la Fundación Víctor Barrio y organizada por Circuitos Taurinos. Con el eslogan «Ven y diviertete» invitan a disfrutar del sufrimiento animal. Hay que PROTEGER A LA INFANCIA de este tipo de enseñanzas agresivas y violentas hacia los animales.

Enseñar a mutilar y maltratar animales va en contra de la convención de Derechos del niño y la Organización para las Naciones Unidas (ONU), a través del Comité de los Derechos del Niño, uno de los 9 órganos de tratados de los derechos humanos, se ha pronunciando de forma expresa en contra de que los niños participen y asistan a eventos taurinos.
El Comité de los Derechos del Niño ha evidenciado su preocupación por el impacto que la violencia en estos espectáculos pueda tener en el bienestar tanto físico como mental de los niños.

En el 2014 ya se intentó realizar en la Playa de San Lorenzo, gracias a unas 11.000 firmas recogidas en esta página, se ha logrado suspender:



Se puede volver a conseguir, aquí el enlace de la noticia:



DdA, XIV/3920