martes, 31 de julio de 2018

UN CABO CON LA CRUZ DE HIERRO NAZI Y UN FILÓSOFO KRAUSISTA NACIERON EN TRIGUEROS

En la imagen inferior, Fernando Belmonte con su madre y hermanas

Félix Población

Hace unos cuantos años, en la localidad onubense de Trigueros, se inauguró un monolito conmemorativo de la segunda República. En 2009, un año después, se recordó el hecho, se reivindicó la tercera y tuvo lugar, acto seguido, una concentración ante quizá uno de los pocos, si no el único testimonio de los que podrían quedar en el país como homenaje a un militar de la División Azul, la que combatió en Rusia junto a las tropas hitlerianas que pretendieron conquistar Europa a sangre y fuego, y encontraron allí el inicio de su derrota.

Se trata de una placa, ilustrada con los símbolos de los respectivos regímenes (franquista y nazi), situada en la calle Labradores y dedicada al cabo Manuel Ramírez Morales, condecorado con la Cruz de Hierro de segunda clase del Tercer Reich. En ese acto, según una información del periódico local, los concurrentes consiguieron tapar provisionalmente esa placa con un paño blanco y lograr, según uno de los convocantes del Foro La Palabra, que "aunque solo fuera por unas horas" Trigueros estuviera más limpio. Cabe preguntarse, por lo tanto, si nueve años después, en contra de la Ley de Memoria Histórica y con un gobierno del PSOE en aquella comunidad, la placa permanece.

En la localidad de Trigueros nació también Fernando Belmonte Clemente (1841-1892), protagonista de la evolución interna del krausismo en Andalucía, jurista, político y folklorista, de cuya biografía destacamos su ideario liberal y republicano. Cursó las licenciaturas de Jurisprudencia y Filosofía y Letras en la Universidad Literaria de Sevilla, y en la Escuela Superior de Diplomacia de Madrid, y los estudios de ampliación para el ingreso en el Cuerpo de Archiveros, Bibliotecarios y Anticuarios. En Madrid completó también el tercer ciclo universitario, recibiendo las enseñanzas de Francisco Giner y Gumersindo de Azcárate, eminentes figuras de la Institución Libre de Enseñanza.

Belmonte formó parte de la Sociedad Abolicionista Española que patrocinó el voto favorable a la ley de abolición de la esclavitud en Puerto Rico (1873). Colaboró con Antonio Machado Álvarez, padre de los poetas Antonio y Manuel, en los proyectos y la fundaciónen 1881 de la Sociedad del Folklore Andaluz, y fue un incasable investigador de cantes populares y flamencos.

Belmonte Clemente estuvo presente en la histórica sesión de las Cortes del 11 de febrero de 1.873, donde el rey  Amadeo I decidió renunciar a la corona de España. En la continuación de dicha sesión, se sometió a votación la proclamación de la primera República, que es aprobada con 258 votos a favor frente a 32 en contra. En esta votación, realizada de forma nominal y pública, Belmonte votó a favor de la República.

Miembro de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras , perteneció Fernando Belmonte a diferentes instituciones científicas, como la Sociedad Antropológica Sevillana, el Ateneo Hispalense, la Sociedad Numismática y Filatélica , la Sociedad de Bibliófilos Andaluces y Real Sociedad Colombina Onubense. Desconozco si su activísima trayectoria intelectual y digna memoria  mereció alguna recordación y homenaje durante la dictadura franquista, que tan enemiga se mostró siempre de la Institución Libre de Enseñanza (ILE) krausista. En un libro publicado en 1940 por la Confederación Católica de Padres de Familia, uno de los textos de González Palencia llega a pedir en el último capítulo que se arrasease la escuela de niños que la ILE tenía en la calle Martínez Campos de Madrid, sembrando de sal el solar y poniendo un cartel que recordase a las generaciones futuras la traición de los dueños de aquella casa para con la Patria inmortal.

A falta de esta información, es de esperar que la localidad onubense disponga ahora en sus calles de un recuerdo de homenaje y reconocimiento a Fernando Belmonte, porque sería muy deplorable que de esto sí siguieras disponiendo en cambio y en contra de la ley y la democracia quien combatió con las tropas responsables de la mayor tragedia bélica y genocida en la historia de la humanidad.

DdA, XIV/3914