martes, 31 de julio de 2018

PABLO CASADO, TIENES DETRÁS UNA TROPA QUE PA TI SE QUEDA

La imagen puede contener: 8 personas, personas sonriendo, personas de pie y traje

Rafael Alarcón Sierra

Mira, Pablo Casado, una cosita te voy a decir. Que no nos engañas con tu pronto de mocito recio de la derecha. Aquí solo has engañado (de momento, hasta que se caigan de la burra) a cuatro ilusos y a Jiménez Losantos, el Torrente del periodismo español (que está peleao con todo el mundo y ayer llamaba a Soraya "Baby Macbeth" y "Bolita de Azufre", mae mía, lo que es tener una mala boca). Y te voy a decir por qué. Primero, porque a los políticos nuevos os gusta mucho salir en las noticias haciendo el cuñao, para que os hagan un poquito de caso y daros a entender, pero luego, nada de nada. Segundo, porque por mucho que recibas al malasombra de Ánsar (y no te cuento la fábula del escorpión y la rana), que ahora es un bigote sin bigote (fíjate tú si es difícil eso), le has estado riendo todas las gracias a Don Tancredo durante años y años. Tercero, porque tienes detrás una tropa (de la Cospe al Zoido, de Margallo a no sé cuántos ministros recusados, y no cuento más) que pa ti se queda. Cuarto, porque aquí todos los partidos que ganan las elecciones son socialdemócratas (como deber ser), y el primero de todos, el PP, que mucho sacar pecho pero cuando gobierna no se atreve a derogar la ley del divorcio, ni la del aborto, ni la del matrimonio homosexual, ni la de dependencia, ni de la de igualdad (o sea, todo lo que ha hecho el PSOE, entre otras cosas, para que se pueda divorciar Álvarez Cascos); solo jugáis a hacerle un poco la puñeta a las leyes de educación y sanidad pero, al final, ná de ná: si ni siquiera sabéis de economía... Quinto, porque como te pongas tonto con estas cosas y con la eutanasia, la inmigración o el feminismo no te comes ni un colín (vas a sacar menos votos no que Vox, sino que Ultravox). Y sexto y acabo, para no alargarme, porque con ponerte a hacer la carrera y el máster de verdad ya tienes pa entretenerte un rato.

DdA, XIV/3914