lunes, 30 de julio de 2018

DE PARTE DE PRADA: LA MONARQUÍA CORONADA SE AMANCEBA CON EL DINERO

No suelo frecuentar la publicación que menciona Rafael Alarcón Sierra, pero no me puedo sustraer a compartir su comentario de hoy acerca de algunos de sus colaboradores, en especial del novelista Juan Manuel de Prada, a propósito de su artículo sobre la monarquía coronada que ha sustituído -según palabras literales de Prada- a Dios por el Dinero, hasta llegar al amancebamiento:
La imagen puede contener: 1 persona, sentado, gafas e interior

Una de las muestras más evidentes de que en España se lee poco (y uno de los misterios más grandes del periodismo de este país) es que en el "XL Semanal" (qué diablos querrá decir "XL Semanal", que diría Millás), suplemento dominical de varios periódicos regionales, escriban a la vez los simpatiquísimos (es un decir) Arturo Pérez Reverte, Juan Manuel de Prada y Carlos Herrera y que no haya desastres naturales ni artificales de ningún tipo (bueno, quizá sí, pero no se ven: en la mente de sus lectores). Leer a Juan Manuel de Prada, a veces, es lo más parecido a subirte en una montaña rusa (con él): una experiencia lisérgica absoluta. Tiene un punto Antiguo Régimen radical (versión medioevo cristiano) único, inencontrable fuera de su perímetro, esa es la verdad. Al menos es original y arremete contra todo. Hoy empieza hablando de la "monarquía coronada" (repite tanto este sintagma que a mí me ha pensar en la pobre Sofía, a ver si va a ser una indirecta), y la critica alegando que ha sustituido a Dios por el Dinero (ocasión que aprovecha para decir que aquí todo el mundo es comisionista: de Juan Carlos I a Obama, Trump o "el chisgarabís Macron"). Total, que la monarquía ya no defiende al pueblo del Dinero (dios mío, ¿cuándo ha hecho esto?), sino que "los reyes se amanceban con el dinero" (¡tremendo Prada rojazo!) Pero cuando la cosa parece que va a seguir en este plan, viene la otra "caída" de la montaña rusa. ¿Cómo salir de aquí? Muy fácil: acude a Donoso Cortés, uno de sus autores de cabecera, para concluir que, sin fe religiosa, la monarquía desemboca en monarquía constitucional, esta en república y finalmente en la anarquía, "el abismo final que se oculta al fondo" [sic de sic]. El Apocalipsis total, vamos. Desde Gaspar Núñez de Arce no encontraba un tono tan rotundo y admonitorio. Qué grandes momentos nos proporciona este hombre (yo me lo paso en grande con él). Es todo un parque de atracciones...

DdA, XIV/3913