sábado, 9 de junio de 2018

LA MIERDA SE BAÑA EN LA ENSENADA DE SAN LORENZO DE GIJON



Félix Población

Creo que otros gobiernos municipales han pasado a la historia de Gijón por haber hecho en las últimas décadas tareas urbanísticas de mejora en verdad encomiables, que se han hecho notar en la predilección que muchos veraneantes sienten cada año por esta halladera y hospitalaria ciudad. 

En 2011, después de más de treinta años de gobernación a cargo del Partido Socialista, una alianza entre el Partido Popular y Foro Asturias dio la alcaldía a la derecha, y ha sido con la derecha al frente del Ayuntamiento cuando por primera vez en su historia la ensenada de San Lorenzo, la playa más céntrica y afamada de Gijón, huele a mierda. 

Los últimos análisis de la Empresa Municipal de Aguas, según noticia publicada hoy en los diarios asturianos, han declarado que se ha confirmado la presencia de bacterias fecales en seis de los doce puntos de muestreo, desde La Escalerona a Peñarrubia. Esto es,  en los casi cuatro kilómetros de una bahía tan preciada y apreciada por ciudadanos y turistas. 

Para colmar tan vergonzosa noticia, a pocas fechas de inaugurarse la temporada oficial de baños, el arenal de San Lorenzo amaneció esta mañana con la repugnante y alarmante presencia de ratas muertas y una tercera mancha de color marrón que delata la presencia de heces en el mar. 

Las protestas de la oposición al gobierno de Foro Asturias, que obtuvo la alcaldía gracias al apoyo del Partido Popular, insisten en acusarlo de indiferencia y negligencia ante un problema mayúsculo para el porvenir turístico inmediato del verano gijonés y deploran que la única medida tomada hasta ahora sea prohibir el baño sine die. Tan lamentables y graves circunstancias deberían servir para que esa misma oposición reconsiderase por qué en su día fueron incapaces de un acuerdo para gobernar la ciudad por la falta de entendimiento entre el PSOE y Xixón sí Puede. 

¿A qué esperan ahora para apoyar la moción de censura planteada por Izquierda Unida? ¿A que el olor a mierda se cuele por las ventanas del histórico edificio municipal?

La gota de Goti:
Solo nos faltaría en estos tiempos una reedición local del "baño de Palomares", con la Sra. Moriyón de protagonista fotográfica. Gijón es una ciudad sin pulso, remedando a Silvela. Carece de cualquier proyecto de futuro, lastrada por un pasado reciente de megalomanía y que la actual dirección política ha sido incapaz de superar para crear unas expectativas con las que la ciudadanía se sienta identificada. Parece que nuestro destino está ligado al cachopo y las despedidas de soltería, no parece haber un más allá. El desgraciado capítulo de la contaminación, que viene por tierra, mar y aire, solo es uno más de nuestra degradación colectiva. Y la izquierda dilucidandonsi son tirios o troyanos, galgos o podencos.

DdA, XIV/3872