domingo, 11 de marzo de 2018

EL 11 M ERA RAJOY CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DEL GOBIERNO

Félix Población

Desconozco si los medios de información convencionales han tenido en cuenta el día de la fecha en relación a lo que aquí quiero resaltar. Es posible que al no darse la circunstancia de un aniversario redondo, diez, quince o veinte años después, la memoria mediática no sea todo los ilustrativa que lo sería en ese caso el recuerdo de la masacre del 11 de marzo de 2004. La información sobre aquel horror, por lo tanto, puede que no pase de glosar algunos actos conmemorativos.

Iban a celebrarse unos días después de los atentados unas elecciones generales y el candidato del partido entonces en el Gobierno era Mariano Rajoy, al que las encuestas daban por ganador hasta que el presidente de aquel ejecutivo y los medios de información afines, con El Mundo de Pedro J. Ramírez a la cabeza, montaron la conspiranoia, todo un dispositivo de falacias consistente en hacer creer a la opinion pública que los autores de aquella barbarie pertenecían a ETA. 

Fue el propio jefe del Gobierno, Aznar el de las Azores, quien telefoneó a los directores de los principales periódicos para participarles ese bulo, que luego, en los meses siguientes, se siguió alimentando en algunos medios de información y desde la misma y muy airada oposición, a la que el Partido Popular se vio abocado por las mentiras de sus dirigentes en torno a unos hechos que causaron casi dos centenares de muertos y cerca de dos mil heridos. 

Me hubiera resultado impensable pensar entonces que, catorce años después, quien fue candidato a la presidencia de la nación en esos días no solo ocupe La Moncloa actualmente sino que haya sido reelegido para ello, con el agravante de ser, además, la cabeza visible de un partido enlodado hasta los tuétanos en casos de corrupción. 



DdA, XIV/3790