miércoles, 14 de marzo de 2018

A LOS PENSIONISTAS SE LES DEBE 120 MILLONES DE EUROS CADA MES



Félix Población

Sería preciso que lo tuvieran en cuenta todos los pensionistas que el próximo sábado piensen quedarse en casa y no asistir a las manifestaciones convocadas en toda España contra el desprecio y el maltrato que vienen sufriendo por parte del gobierno de M. Rajoy, a quien muchos han votado. La proposición de ley planteada por Unidos Podemos y sus socios para revalorizar las pensiones según la inflación y eliminar el factor de sostenibilidad a partir del año próximo, ha sido vetada al sumarse los votos de Ciudadanos a los del Partido Popular.

La proposición de ley de Unidos Podemos incluía una paga única para cubrir la diferencia entre la pensión recibida y la que le hubiera correspondido. Esto ha ocurrido en vísperas de que el presidente del Gobierno, M. Rajoy, comparezca en el Congreso para informar en un pleno ordinario sobre el futuro de las pensiones tras la explosión de indignación y movilizaciones de los jubilados por el insignificante e insultante incremento de sus percepciones este año.

Los últimos informes facilitados por Unión Sindical Obrera (USO) acerca de las pensiones en nuestro país indican que más de la mitad de los jubilados perciben menos de 800 euros mensuales (el 51,5 por ciento). Entre 600 y 650 euros es la pensión más habitual, por lo que quienes la reciben están por debajo del salario mínimo interprofesional (735, 9 euros mensuales).

El mencionado sindicato estima que con los 40.000 millones de euros del rescate bancario, que nunca se recuperarán, se podría pagar una subida de las pensiones del 3,25 por ciento durante diez años. No se cuenta para ello con otros rescates como el de las autopistas en quiebra, con una factura que el Gobierno  cifra en 2000 millones de euros y que los acreedores duplican, o el de las empresas de Florentino Pérez y el caso Castor, un proyecto tan faraónico como innecesario que antes de ser aprobado en 2008 ya empleaba técnicas obsoletas y que ha levantado tanta indignación como sospechas. Fue paralizado por el medio millar de terremotos que se registraron en la zona entre 2012 y 2013. El rescate de las empresas del presidente del Real Madrid nos puede salir por 2.600 millones de euros, a pagar en los próximos treinta años en nuestra factura del gas.

Mientras, los pensionistas se empobrecen año tras año, con una brecha de género más profunda de lo que reflejan los datos de la pensión media, situada en 421,8 euros, según USO, dado que los hombres cobran generalmente pensiones  mientras las mujeres perciben casi tantas pensiones de jubilación como de viudedad. Si se hubiera calculado el incremento de las pensiones  de acuerdo con la evolución de los precios, el coste mensual de las pensiones hubiera sido de poco más de 120 millones de euros, sin contar con el efecto de la incorporación de nuevos perceptores. 

Esta es la cifra que se les debe a los pensionistas mes tras mes y la que el partido en el gobierno, junto a su acólito Ciudadanos, se ha negado a reparar. Los pensionistas de este país, por lo tanto, están perdiendo con cada una de las catorce pagas que perciben al año 102 millones de euros de poder adquisitivo, con su consiguiente incidencia en la precarización de su vida y salud.

Conviene recordar estos datos no solo para llevarnos a la calle el próximo sábado, sino para que a las voces que en la calle concurran se unan los votos precisos para no seguir así, porque de los votos de los pensionistas va a depender no solo el futuro de sus pensiones sino el de las de sus hijos.

PS. Para quienes quieran abundar en el tema, recomiendo el libro de la doctora en Economía Miren Etxezarreta Qué pensiones, qué futuro, Ed. Icaria, 2010, en donde sostiene que No quieren que el sistema público de pensiones sea viable

+@ Ojo a lo que denotan estas declaraciones hoy de Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso, al calificar las propuestas de la subida de las pensiones según el IPC como "demagógicas" y afirmar que "sacar a la gente a la calle con pancartas no sirve para absolutamente nada". Las manifestaciones y concentraciones convocadas para el día 17 deben ser, ante esta nueva provocación y desprecio al activismo cívico y democrático de nuestros mayores, aún más numerosas de lo que se prevén. Este individuo da por ínútil la reclamación de un derecho por parte de quienes han  trabajado toda su vida por este país y tienen, por lo tanto, bien ganado el respeto de todos, máxime cuando están defendeindo la base de sostenibilidad de nuestro sistema democrático que muchos de ellos contribuyeron a lograr. Gracias, entre otras cosas, a su presencia en la calles cuando era necesario.

DdA, XIV/3793