martes, 20 de febrero de 2018

UNA FERIA DE ARMAS A MENOS DE UNA HORA DE LA GRAN MATANZA DE PARKLAND

Florida está celebrando uno de sus principales eventos armamentísticos del año. Foto: Guillermo D. Olmo/ BBC.

Félix Población

Ayer se nos ofrecía en El Intermedio una entrevista con uno de los exasesores de Trump, creo, en el que se nos decía del presidente norteamericano algunas lindezas, todas propias de la imagen que ofrece al universo mundo. Entre otras peculiaridades, este tipo se confiesa muy amigo de la asociación Amigos del Rifle, que tanto poder tiene para que las armas compartan con las bebidas alcohólicas -como hemos visto recientemente- espacios considerables de exposición en los centros comerciales. 

El pasado sábado, Nikolas Cruz mató a 17 personas, en su mayoría excompañeros de la escuela Stoneman Douglas, en la localidad de Parkland, pero a una hora escasa de ese centro educativo se ha celebrado o se está celebrando, tres días después de la mayor masacre de ese tipo en la historia del país, el Florida Gun Show (espectáculo de armas de Florida), que sus organizadores promocionan con ambiciosos reclamos publicitarios. 

En la página web del evento podemos leer frases tales como Disfrutarán de un enorme despliegue de armas de fuego, munición, cargadores, cuchillos y mucho más, como si se tratara de cualquier otro artículo de ocio y consumo. Todo el condado de Miami-Dade está bien surtuido de grandes carteles de propaganda a lo largo de sus carreteras, invitando a visitar la feria y llevarse de paso alguno de los juguetitos que se exponen y causan al menos 33.000 muertes al año en Estados Unidos. Para los fallecidos, Trup ha tenido la desfachjatez de pedir rezos, ganándose la mierda a la que le han mandado alguna de los familiares de la última matanza.  

A la entrada del lugar donde se celebra la feria, a la que tienen acceso gratuito los niños -no se si a los museos también-, se puede leer lo que sigue junto a la puerta de acceso, donde me imagino que nadie vomitará por su querencia al armamento: Queremos hacer un reconocimiento a la ciudad de Parkland, especialmente a los estudiantes y profesores de la escuela que fueron asesinados sin sentido. No pretendemos faltar al respeto ni a la sensibilidad con este eventoplaneado por tan largo tiempo.

DdA, XIV/3773