viernes, 23 de febrero de 2018

¿MULTARÁN A LOS PENSIONISTAS POR MANIFESTARSE ANTE EL CONGRESO?


Félix Población

Fueron verdaderamente dignas de reseña y relevancia la manifestación múltiples y numerosas que tuvieron lugar ayer en muchas ciudades y pueblos del país por parte de las asociaciones de pensionistas. 

Desconozco el grado de incidencia que puede tener en la mayoría del colectivo el argumentario a favor de estas convocatorias. A los medios únicamente llega la palabra de aquellos portavoces o responsables de las movilizaciones de protesta contra el vergonzoso trata que el gobierno del Partido Popular viene dando a los pensionistas, cuya pérdida de poder adquisitivo a los largo de los últimos años se una a las retribuciones por debajo del salario mínimo que cobra una gran mayoría de ellos, no siendo pocos los que cuentan con pensiones de miseria.

Digo lo anterior porque así como en los promotores de la protesta existe un alto grado de concienciación sobre las circunstancias que la mueven, son mayoría los pensionistas que votan al partido responsable de su situación y sería oportuno hacerles ver el despropósito que supone prolongarla con su aquiescencia. Para colmo, mientras esquilma al pensionariado, el ejecutivo del Partido Popular que preside M. Rajoy no deja de hablar de la recuperación económica, recuperación para la que se ha servido del Fondo de Reserva, también a costa de los jubilados. 

Ayer, además, y en las próximas semanas, pues la movilización continúa, no tuvimos en las calles de España a un colectivo cualquiera, sino a esa parte de la ciudadanía que empezó a trabajar y a levantar este país en la posguerra y que, en muchos casos, también luchó porque tuviéramos la libertad de exigir los derechos y libertades que ahora se nos pretende recortar y conculcar. 

Lo que sí recomendaría a las asociaciones de pensionistas, que de modo tan activo se han comprometido en esta lucha con una indignación tan ostensible como comprensible, es que hagan lo posible por hacer ver a las generaciones más jóvenes que la defensa por unas pensiones públicas dignas nos afecta a todos y no sólo a los que ahora peinan canas. Para eso, en primer lugar, sería preciso que en lugar de llenar las calles en horario matinal -tal como se ha hecho hasta las mismísimas puertas del Congreso-, se recurriera a la hora vespetina habitual de las manifestaciones. 

Me pregunto si con la concurrencia de gente de otras edades sería posible que la manifestación llegara hasta tan cerca de sus señorías como ocurrió ayer. ¿No se habían previsto multas de hasta 30.000 euros en la llamada Ley Mordaza por manifestarse ante el Congreso?Tal como vamos, podría ocurrir, eh Zoido.

+@Las provocadoras declaraciones del portavoz Hernando.

DdA, XIV/3776