sábado, 24 de febrero de 2018

MIGUEL HERNÁNDEZ PRESO: LAS NANAS DE LA CEBOLLA SUENAN EN SALAMANCA

Miguel Hernández sale de la cárcel de Alicante.

El próximo miércoles se inaugura la exposición ‘Miguel Hernández en la cárcel de Alicante: Un intento de silenciar la palabra’ en la sede del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca. La muestra pretende difundir y acercar a los ciudadanos los principales documentos procesales y carcelarios que acreditan las penalidades del poeta bajo la dictadura franquista al finalizar la Guerra Civil.


La exposición cuenta con la colaboración institucional del Archivo Histórico Provincial de Alicante, el Centro Documental de la Memoria Histórica, la Concejalía de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Alicante y la Subdirección General de Archivos Estatales.
Miguel Hernández fracasó en su intento de huida al ser detenido por la Guardia Nacional Republicana en Moura (Alentejo), encontrarse indocumentado y haber sido considerado ‘indeseable’ en Portugal por la policía secreta del Estado Novo. La exposición documenta también algunas de las tragedias personales y familiares del grupo de amigos y allegados intelectuales que compartieron los últimos años de la vida del poeta en las cárceles del franquismo.
Por primera vez pueden contemplarse todos sus expedientes carcelarios, gubernativos y de los tribunales especiales conocidos, que acreditan la represión sufrida por Miguel Hernández;  documentos de titularidad estatal, que se conservan en el Archivo Histórico Provincial de Alicante, en el Archivo General de la Guerra Civil del Centro Documental de la Memoria Histórica, en el Archivo General Militar del Ministerio de Defensa y en el Archivo del Ministerio del Interior, centro que ha prestado una copia digital de su expediente penitenciario completo.
El Centro Documental de la Memoria Histórica y el Archivo General de la Administración de Alcalá de Henares han aportado fotografías y otros documentos de importancia como la ficha de ingreso en el Quinto Regimiento de Milicias Populares o su ficha del Registro-índice de la Población Reclusa, fichero que gestionaba primero el Servicio Nacional de Prisiones de la Junta de Burgos y, posteriormente, la Dirección General de Prisiones, fichas en las que anotaban todos los movimientos y traslados carcelarios de los presos

Expediente policial portugués

También estará expuesto el expediente policial abierto en Portugal tras su detención, cuyo contenido puede contemplarse por primera vez en España gracias a la colaboración con el Gobierno luso. En este expediente se recogen las huellas dactilares del poeta, así como los oficios que documentan la detención y su posterior extradición a España.
La colaboración con el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau de La Habana, dedicado al amigo del poeta fallecido en el frente de Majadahonda, permitirá contemplar el documental ‘Con Josefina Manresa en Orihuela’, viuda del poeta, así como la musicalización e interpretación del poema ‘Elegía segunda’ por Silvio Rodríguez y de otros poemas de Miguel Hernández interpretados por destacados miembros de la denominada ‘Nueva Trova Cubana’, materiales cedidos a la Secretaria de Estado de Cultura.
También podrán verse en la exposición materiales propiedad de los familiares del poeta y de otros propietarios privados entre los que puede destacarse el retrato del poeta de Ricardo Fuente Alcocer, catedrático de Dibujo del Instituto de Alicante y compañero suyo en la prisión alicantina. Hijos y familiares de los presos han cedido importantes documentos pertenecientes a sus archivos personales, entre los que destacan originales de obras artísticas realizadas en el Reformatorio de Adultos de Alicante.
La ocasión es oportuna para recordar uno de los poemas más emotivos y conocidos (gracias a la voz Joan Manuel Serrat) de Miguel Hernández, dedicado a su hijo, a raíz de recibir una carta de su mujer en la que le decía que no comía más que pan y cebolla:

NANAS DE LA CEBOLLA .
La cebolla es escarcha
cerrada y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y redonda.
.
En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.
.
Una mujer morena
resuelta en luna
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te traigo la luna
cuando es preciso.
.
Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en tus ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que mi alma al oírte
bata el espacio.
.
Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.
.
Es tu risa la espada
más victoriosa,
vencedor de las flores
y las alondras
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.
.
La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!
.
Desperté de ser niño:
nunca despiertes.
Triste llevo la boca:
ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.
.
Ser de vuelo tan lato,
tan extendido,
que tu carne es el cielo
recién nacido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!
.
Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.
.
Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.
.
Vuela niño en la doble
luna del pecho:
él, triste de cebolla,
tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa ni
lo que ocurre.

DdA, XIV/3777