martes, 12 de diciembre de 2017

COMO ENFERMERA LIMPIO A LOS VIEJOS CON GUSTO, SEÑOR ESPADA

Mi profesión se parece a la de puta como un huevo a una castaña, y como enfermera limpio a los 'viejos' con gusto, profesionalidad y la mejor de mis sonrisas.
Lazarillo

Es de toda lógica y dignidad que el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid (Codem) haya salido al paso de la polémica desatada por el artículo de don Arcadi Espada, publicado este pasado domingo en el diario El Mundo y titulado ‘El sueldo mísero de las enfermeras’. Que la mencionada asociación colegial manifieste su más absoluta repulsa y oposición es lo mínimo que se puede exponer ante lo escrito por el mencionado y viejo colaborador del citado periódico. Desconozco si el director de ese medio no le ha expresado a Espada su disentimiento con tan desfachatada comparación entre la profesión de la enfermería y la práctica de la postitución. [Este Lazarillo agradecería con relación a esta última que Podemos y Podem se pusieran de acuerdo a la hora de decidir acerca de la legalización de la prostitución, esperando que en esto también se diferencien del criterio a favor mantenido por Ciudadanos]. En el artículo de Espada, este explica su postura ante una campaña surgida en las redes sociales contra la prostitución y, al final de su reflexión, escribe que “desde el punto de vista de la mecánica de los cuerpos la prostitución es un oficio repulsivo. Tampoco la enfermera que limpia a los viejos quisiera estar allí. Desde una consideración estrictamente técnica, los dos oficios se parecen mucho y las disposiciones morales no deberían velar esta evidencia. Tampoco los rendimientos económicos: entre las afrentas más hirientes de la desigualdad están los sueldos escandalosamente bajos de las enfermeras”.
Entre las réplicas al periodista que se han registrado en las redes encontramos las que siguen: "Perdone que le diga pero mi profesión se parece a la de puta como un huevo a una castaña y como enfermera limpio a los 'viejos' con gusto, profesionalidad y la mejor de mis sonrisas", señala en Twitter una usuaria que se indentifica como Mely. "Cuando nos necesite, se sorprenderá. Porque en el cuidar está el aseo y otras necesidades básicas, además de las vitales. Haga el favor de preguntarnos y no difame", añade otra, que se identifica como Nuria de Argila.
Espada debería descuidar un poco más la decoración de su luenga cabellera embetunada y cuidarse de pedir inmediatas excusas ante semejante e intolerable símil.

+@Ni putas mi enfermeras, machismo del más rancio.

DdA, XIV/3716

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario