martes, 19 de diciembre de 2017

CARMENA ABRE CAMINOS A LA ABSTENCIÓN

CARMENA DESTITUYE AL CONCEJAL DE ECONOMÍA Y HACIENDA
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha destituido al concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ante el anuncio de IU y el propio edil de que este lunes se ausentará del pleno en el que se prevé aprobar un nuevo Plan Económico Financiero (PEF) para cumplir con la regla de gasto.Carmena ha firmado un decreto con su cese y otro con el nombramiento del nuevo concejal de Economía y Hacienda, que será Jorge García Castaño, según un comunicado del Ayuntamiento de la capital. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha censurado la actitud rebelde de Sánchez Mato. Iglesias considera "injusta" la regla de gasto impuesta por Cristóbal Montoro a los ayuntamientos y opina que "hay que hacer oposición contra ella", aunque debe hacerse en el Parlamento y, mientras tanto, "es lógico que los ayuntamientos tengan que cumplir la ley"

Goti del Sol

Mire, Sra. Carmena, para elaborar tortillas siempre ha sido necesario romper huevos, aunque en estos tiempos de mistificación el ingrediente se pueda adquirir convenientemente envasado y pasteurizado. Claro que, de este modo, el resultado final nada tiene que ver con lo que entendemos como tortilla. De igual modo, para introducir cambios sociales de relevancia, suele ocurrir que se precisa molestar a la autoridad competente. El plegarse a los mandatos gubernamentales sin ofrecer un mínimo de resistencia no me parece lo más oportuno para construir esa hegemonía que el muy respetado, y en los últimos tiempos abundantemente citado, Gramsci, establecía como requesito fundamental para la verdadera transformación de la sociedad. La reiterada aplicación del "buenismo político" tal vez produzca un reconocimiento por parte de los sectores que se oponen a cualquier cambio y permita ser bien acogido en los titulares de los medios de persuasión, pero, no tenga usted la menor duda, llevará al desencanto a amplias capas de población que observaron con ilusión el surgimiento hace poco tiempo de unas opciones que resultaban creibles y necesarias. El camino de la abstención parece tener cada día carriles más amplios.

VÍCTIMAS DE SU PROPIA COHERENCIA POLÍTICA
Octavio Colis

La propuesta de Plan Económico Financiero (PEF) impuesto por el Ministerio de Hacienda de Montoro imposibilita el reequilibrio territorial norte-sur de nuestra ciudad y elimina toda capacidad de llevar a cabo políticas de inversión social en Madrid. Carlos Sánchez Mato se negaba a que el ahorro que ha conseguido el ayuntamiento de Madrid fuera a parar únicamente a la deuda contraída por los anteriores ayuntamientos del PP, pero el artículo 135 de la Constitución, modificado, firmado y avalado por PP y PsoE, obliga a que el pago de la deuda sea prioritario. Aunque esta deuda que nos endilgan a los madrileños es consecuencia de las políticas de corrupción, no de "derroches sociales".
Esa "Regla de Gasto" del Plan Económico Financiero no es sino un procedimiento administrativo que obliga por ley a cumplir ese artículo 135, en el que los derechos sociales de los españoles están por bajo de los intereses de nuestros acreedeores internacionales. Pero también es un procedimiento por el que las políticas de Carlos Sánchez Mato quedan desacreditadas, al no poder ser cumplidas como proponía Ganemos Madrid (Ahora Madrid), frente a las del PP y PsoE y sus golfos apandadores, que no pueden consentir que un Ayuntamiento gestionado por una candidatura municipalista demuestre que las cosas pueden hacerse dentro de los límites impuestos por la Ley de Estabilidad -por muy ilegítima que ésta sea-, y que a la vez lo haga cumpliendo con los compromisos en inversiones sociales y en servicios públicos. Consentir que eso sucediera sería dar oxígeno a todas las candidaturas municipalistas que luchan por hacer las cosas de otra manera; sería tanto como admitir que ellos nos endeudan y los municipalistas nos liberan; sería tanto como reconocer que “sí se puede”. Y, claro, las primera víctimas de esa confrontación son Carlos Sánchez Mato y su coherencia política.
Pero esta noticia pasará sin pena ni gloria por la prensa y los medios españoles y madrileños. Otra vez nos han ganado Madrid para ellos. ¡Qué desesperanza, Aguirre!

DdA, XIV/3722