martes, 19 de diciembre de 2017

EL DÍA DE "EL PAÍS" NACIENTE

La imagen puede contener: 5 personas, multitud


Félix Población

Creo haber contado esto alguna vez, porque se trata de una de esas fechas que quedan grabadas en la memoria, sobre todo si quien hace memoria es un profesional de la información. Si a eso unimos el hecho de que el periodista ya se había iniciado en el oficio por aquellos años aunque no hubiese terminado la carrera, el 5 de mayo de 1976 resulta probablemente  una de las fechas más importantes de su vida profesional, aunque no haya formado parte de aquella primera nómina del recien nacido diario El País

Recuerdo haber hecho entonces una especie de pequeña encuesta entre los profesionales más maduros, todos criados y crecidos durante el viejo régimen, y muy pocos fueron los que valoraron positivamente la hechura y fondo del nuevo rotativo. Demasiado plomo, dijo alguno, por considerar el diseño con excesivo texto. Puedo asegurar, en lo que a mí respecta, que profesionalmente me pareció bien el periódico, cuyo primer número vino precedido de una gran expectación. 

Muy posiblemente, desde los tiempos de la salida del diario El Sol -hace ahora un siglo- no se habían dado unas expectativas similares en la entonces y ahora capital del reino en declive a las que despertó El País. Ambos periódicos tienen también otras semejanzas relativas a la modernización y regeneración que comportó su impulso de salida y que quizá conviniera analizar, adaptadas en cada caso a sus respectivos y cambiantes tiempos históricos. 

Me agrada recordar el nacimiento de El País, gracias en este caso a la imagen que ha aportado en FB mi estimado y admirado Bernardo Pérez Tovar, fotógrafo de ese periódico desde su fundación, que tuvo a un abuelo trabajando además en los diarios El Sol y La Voz de Nicolás María de Urgoiti, y al que podemos ver al lado de su colega César Lucas en el momento en que el primer número de El País salía de la rotativa. Recuerdo haber comprado ese ejemplar en un kiosco de la avenida del Geralísimo, más allá de la Plaza de Castilla, y haber tropezado en un árbol mientras lo ojeaba con el interés propio de la ocasión.

Yo no sé Bernardo, éramos muy jóvenes entonces, pero creo que ni él ni yo esperábamos al cabo de cuarenta años el país que tenemos ni El País que ahora se publica. Y eso debería preocuparnos mucho más de lo que ya nos preocupa. Por nuestros hijos y sus hijos.

+@TVE ha censurado este reportaje realizado por la UNED sobre el retorno de la revista Ajoblanco. Lo ha considerado político, no cultural, segúr su director Pepe Rivas, como con el viejo régimen.

DdA, XIV/3722