viernes, 24 de noviembre de 2017

PILAR MANJÓN SIGUE RECIBIENDO IMÁGENES DE ODIO

Félix Población

Pocos que la vieran y escucharan, con la sensibilidad a flor por aquella espantosa tragedia que fueron los atentados del 11 de marzo de 2004 [no perdamos el nombre de los meses, sobre todo cuando debemos grabar fechas como estas en nuestra memoria], podrán olvidar aquel discurso de Pilar Manjón en el Congreso de los Diputados. 

Puede que fuera a partir de entonces, con la airada y nefasta oposición llevada a cabo por el Partido Popular -nutrido por los medios de comunicación afines-, cuando este país entró en una fase de crispación que se derramó después por las redes sociales contra la expresidente de la Asociación 11M Afectados por el Terrorismo. Manjón se ha sentado ayer en la Audiencia Nacional con motivo del primer juicio contra quienes durante años la han insultado y vejado

Ha relatado que esa campaña ha agravado sus problemas psiquiátricos tras la muerte de su hijo en los atentados. "Me mandaban imágenes de los cadáveres destrozados", ha explicado Majón sobre la campaña de acoso que ha sufrido desde aquella negra fecha. Sus problemas psiquiátricos comenzaron tras la muerte de su hijo, pero su situación "se ve agudizada cada vez que me dicen que soy una mala madre o que mi hijo está bien muerto". Ha relatado que siempre ha interpuesto denuncias contra quienes le lanzaban estos comentarios, aunque solo en esta ocasión se ha llegado a juicio. Aconsejo leer la información a este respecto que publica eldiario.es. 

Y también, el discurso de Pilar Manjón ante la comisión de investigación de aquella tragedia, dos años después de la misma. Han pasado casi catorce y su protagonista sigue recibiendo imágenes de los cuerpos destrozados entre los que se encontraba el de su hijo. Parafraseando a quien le dolió tanto esa sombra, nuestro admirado Antonio Machado, la sombra de Caín pervive entre nosotros. Maldita sea.

DdA, XIV/3700