domingo, 29 de octubre de 2017

VIDA, OBRA Y MUERTE DE MARY WOLLSTONECRAFT

Vida y muerte de Mary Wollstonecraft
Lazarillo

Estamos ante una biografía intensa e interesante de una personalidad que lo fue en sumo grado. Publicado por El viejo topo en España y escrito por Claire Tomalin, el libro fue muy bien valorado por la crítica internacional. "De la mano de Tomalin podremos conocer mucho más sobre Mary Wollstonecraft de lo que cualquier otra persona en su vida, e incluso más de lo que sabía ella misma", leemos en The New York Times Book Review
La vida y obra de Mary Wollstonecraft (1759-1797) fueron un auténtico revulsivo en la sociedad de su época. Impulsora de las reivindicaciones feministas, su vida y muerte trazan la imagen de un espíritu apasionado y valiente. Su voz alertó sobre la discriminación social de la mujer como clase oprimida, su ideal, la igualdad de hombres y mujeres. Wollstonekraft escribió novelas, cuentos, ensayos, tratados, relatos de viaje y un libro de literatura infantil.  Fue capaz de establecerse como escritora profesional e independiente en el Londres del siglo XVIII, algo inusual para la época. En su obra Vindicación de los derechos de la mujer (1792) estableció las bases del feminismo moderno y la convirtió en una de las mujeres más populares de Europa. Tanto por parte del público en general como de las feministas, la vida de Wollstonecraft ha sido objeto del mismo interés, si no mayor, que sus obras, debido a sus relaciones poco convencionales. Wollstonecraft se casó con el filósofo William Godwin, uno de los precursores del movimiento anarquista, con quien tuvo una hija, la que sería Mary Shelley, autora de Frankenstein y esposa del gran poeta romántico Percy Bysshe Shelley. Wollstonecraft murió a la edad de treinta y ocho años debido a complicaciones derivadas del nacimiento de Mary, dejando tras ella varios manuscritos inacabados. Tras la muerte de Wollstonecraft, su marido publicó unas memorias de su vida, desvelando su estilo de vida poco ortodoxo y que fueron lesivas para su reputación durante más de un siglo. Con el surgimiento del movimiento feminista, previo al comienzo del siglo XX, la defensa de Wollenstone de los derechos de la mujer y sus críticas a la feminidad convencional la han situado como una las figuras fundacionales de ese movimiento. 

DdA, XIV/3674