domingo, 29 de octubre de 2017

LIDIA FALCÓN RESPONDE A PABLO ECHENIQUE SOBRE LA MANI "TOTS SOM CATALUNYA"

 En lugar de hacerlo en el diario Público, donde acostumbra a firmar sus artículos habitualmente, la escritora y referente fundamental del movimiento feminista en España, Lidia Falcón, ha utilizado Facebook para dar a conocer su respuesta a un tuit de Pablo Echenique. Hay que matizar que el secretario de organización de Podemos no se refería en el mismo a la multitudinaria manifestación que tuvo lugar hoy en Barcelona bajo el lema Tots som Catalunya, como señala Falcón en su artículo, y en la que figuraba entre otros colectivos como convocante el Partido Feminista de España, sino a la muy poco numerosa que se celebró ayer sábado en la Plaza de Colón de Madrid, convocada por la Fundación para la Defensa de la Nación Española: Si la manifestación la convocan los que odian a los gays, a los inmigrantes, a los rojos y a los catalanes -escribió Echenique sobre esta última-, a lo mejor para unir cosas no es. Este Lazarillo desconoce si Lidia hará alguna puntualización o recitificación sobre lo escrito -como creo debiera-, habida cuenta esa confusión en la referencia, a juicio de este Lazarillo importante. También me gustaría saber por qué mi estimada Lidia no hace en estos casos uso del diario en el que con regularidad publica sus artículos. Acaso porque la línea editorial del mismo no se lo permita.

Lidia Falcón

En respuesta al twiter de Pablo Echenique diciendo que la manifestación contra la independencia de Cataluña está convocada por quienes odian a los gays, los emigrantes, los rojos y los catalanes, y no será de mucha unidad.
Señor Echenique, la manifestación de hoy en Barcelona la convocamos asociaciones civiles y personas individuales, como Sociedad civil catalana, Federalistas de Esquerra, Alternativa Cívica Progresista, Foro de las Izquierdas No Nacionalistas, Partido Feminista de España, y otras entidades y personas que nos hemos distinguido a lo largo de nuestro recorrido vital y profesional por la lucha contra la dictadura, por las libertades y la igualdad. Yo me he dejado la piel por defender a las mujeres, a los gays, a los emigrantes, a los trabajadores, a los pueblos sometidos al colonialismo, a los niños explotados, y conmigo muchos de mis compañeros y compañeras que convocan hoy la manifestación, como el fiscal Carlos Jiménez Villarejo. Situarnos a todos al nivel de los fascistas, como hicieron unos independentistas con Joan Manuel Serrat hace unos días, le desprestigia a usted.
Usted que vive en Aragón no debería ser tan complaciente con los supremacistas catalanes independentistas porque debería saber que miles de aragoneses han emigrado a Cataluña desde el siglo XV para poblar esa región. Solo desde los años 40 del siglo pasado 300.000 aragoneses emigraron a Cataluña huyendo del hambre, para darle la plus valía a los burgueses catalanes que obtuvieron el mayor beneficio y acumularon el capital en cantidades nunca vistas hasta entonces, bajo la dictadura, que tanto les ayudó. Esos aragoneses y aragonesas nunca han dejado de ser personas de segunda categoría en Cataluña porque hablan castellano, sobre todo los que no se han convertido a las tesis supremacistas e independentistas.
Si en la manifestación se introducen grupos fascistas nosotros no somos responsables. Todavía la calle es de toda la ciudadanía. Si los políticos de derechas se aprovechan de las convocatorias que hacemos la sociedad civil, ustedes como políticos de izquierda deberían saber distinguir con la precisión y objetividad que no tiene la derecha.
Porque señor Echenique, el millón de personas que se manifestaron el pasado 8 de octubre en Barcelona no eran nazis, fascistas, homófobos y racistas. Eran parte del pueblo de Cataluña. Emigrantes de todas partes de España y del mundo que han acudido a esa región para trabajar duramente, obreros y obreras, amas de casa, oficinistas, intelectuales e investigadores que están marginados y represaliados porque no hablan catalán y sobre todo no comulgan con las tesis de los segregacionistas que nos gobiernan. Y también muchos catalanes de pura cepa que no han caído en la trampa del separatismo, el supremacismo y la xenofobia. Y, señor Echenique, se merecen un respeto.
Usted que es un político cuyas declaraciones tienen mucha repercusión social debería reflexionar antes de dictar sentencias tan rotundas e injustas, desprovistas de moderación y sensatez. Y reflexionar también lo que supone defender la posibilidad de separar una parte del territorio de España para convertir a nuestro país en una constelación de minúsculos estados como Yugoslavia, propósito que únicamente beneficia al imperialismo, dividiendo a los trabajadores y a las mujeres y enfrentándolos a los del resto de los españoles.
Si usted sigue calificándose de izquierda debería reflexionar sobre estas consideraciones que le hago y tomarlas en consideración, para que usted y su partido de una vez tomen la línea de defender el internacionalismo proletario en vez del nacionalismo burgués.
DdA, XIV/3674