viernes, 6 de octubre de 2017

VENEZUELA YA NO EXISTE, NI LA CORRUPCIÓN, NI NADA NOS DEBEN LOS BANCOS...

Félix Maraña

Ya era hora. Ahora, que ya han noqueado a Cataluña, con la ayuda de la banca y de Alfonso Guerra –el hermano de Juan Guerra–, el cepillador del Estatut, sólo nos queda esperar que todos los españoles que se han exaltado en la defensa de la unidad de España, empleen todas sus energías en atacar, atajar, y liquidar la corrupción, que es el sistema asociado al proceso democrático durante los últimos 40 años, en España y en Cataluña, en las dos. Me dirijo, si se me permite, a la izquierda, ay, si es que existe, ay, y que no sea la izquierda de Bono y sus colegas, educados en el falangismo. Quien crea que llevando los bancos a otros lugares de España se castiga a los catalanes, es que no sabe que se castiga a TODOS los catalanes, incluyendo a los españoles, de Cataluña y de Cádiz, por poner un ejemplo. Este fervor de la izquierda por la bandera me preocupa, aunque la verdad es que me asusta. En resumen: Venezuela ya no existe, como ya no existe Grecia, como ya no existe la corrupción en España, y los bancos ya no nos deben nada del llamado rescate bancario, que fue, en realidad, un robo contra todos los ciudadanos. El gobierno tendría que darse cuenta que hasta la policía nacional ha pedido perdón por los excesos cometidos. Y la izquierda, ay, preocupada por las dimensiones de la bandera. Me voy a dar un paseo, que ya sé que un día de estos viene a cantar Raphael, y eso es un hecho político fundamental, histórico y trascendental, en Donostia.

DdA, XIV/3656