miércoles, 6 de septiembre de 2017

¿RESPONDERÁ ÉVOLE AL CARTEL EN EL QUE SE LE BUSCA?

Félix Población

Aunque luego ha pedido disculpas, consciente de su metedura de pata, la entidad independentista Súmate difundió el pasado lunes otra razón de peso para pensar que algo debe estar funcionando muy mal en Cataluña a la hora de valorar con un criterio independiente y crítico el proceso secesionista que se ha orquestado desde el gobierno de aquel país,  gracias a los errores de los gobiernos centrales y a la extraña coalición de variopintos pelajes políticos formada por los que se juntaron para el sí. 

Súmate propagó a través de las redes sociales una imagen -luego borrada, no sé si con bochorno- en la que criticaba al periodista Jordi Évole por no haberse pronunciado acerca de la noticia publicada en El Periódico de Catalunya sobre una supuesta alerta de la CIA a los Mossos d'Esquadra sobre un posible atentado en La Rambla."Nos hemos encontrado este cartel y nos unimos al llamamiento. ¡A quién no le gustaría saber la opinión de Jordi Évole sobre The nota!", rezaba el mensaje de Súmate, que acompañaba con una fotografía del cartel de Évole, en el que se leía lo que figura en la imagen adjunta. 

En las últimas semanas, dos de los periodistas con mayor cualificación crítica en este país de países –Gregorio Morán y Jordi Évole-, residentes ambos en Catalunya y representantes cada uno de dos generaciones distintas y distantes, han visto agredida su profesionalidad e independencia de opinión. A Morán lo puso en la calle el diario La Vanguardia por sus críticas al independentismo, y Évole se le puso en un cartel a modo de delincuente por mantener una determinada postura con relación a la noticia consignada.

Cabe preguntarse, si se cometen tan flagrantes tropelías contra la libertad de opinión de dos profesionales sobresalientes de nuestro periodismo, qué les puede suceder a los colegas de menor nombradía en las redacciones de los medios de comunicación catalanes, sobre todo después del artículo que acabó con la colaboración de Morán en La Vanguardia. ¿Dará respuesta Évole en su próximo artículo en El Periódico al cartel en el que se le busca o buscaba?

PS. Escrito lo anterior, no puedo dejar sin mi más enérgica desaprobación y repulsa el artículo o así firmado por Victoria Prego en El Independiente bajo el inadmisible titular Los independentistas buscan víctimas en las calles:  Y me atrevo a decir -escribe esta impresentable- que tampoco les importaría que hubiera algún muerto, o varios, porque en ese caso ya tendrían una fecha grabada con sangre en el imaginario independentista: la segunda Semana Trágica de Barcelona. Esta señora es nada menos que presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid y, como tal, ha dejado a quienes representa por el lodo, a menos que los profesionales exijan su dimisión inmediata.


DdA, XIV/3627