jueves, 11 de mayo de 2017

VICTORIA PREGO, ESO NO

Lazarillo

Gracias a Emilio Silva me entero de que esta noche, en El Intermedio, Wyoming entrevistará a Nicolás Sánchez-Albornoz, hijo de historiador republicano Claudio Sánchez-Albornoz, a quien tuve el gusto de conocer a su regreso del exilio. También este Lazarillo ha tenido oportunidad de saludar a Nicolás. Wyoming hablará con su invitado a propósito de su trabajo como preso político en la basílica del Valle de los Caídos, del que consiguió fugarse para seguir el camino de su padre lejos de España (hay peli al respecto). Dice Silva que si alguien tiene cerca a doña Victoria Prego, presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, le sugiera ver esta noche El Intermedio, dado que Prego sostiene que en el Valle de los Caídos los trabajadores que contribuyeron a edificar tal monumento al viejo régimen y a su caudillo lo hicieron de modo voluntario. Podría aprovechar al mismo tiempo el que se lo sugiera, para encarecerle que como presidenta de la entidad citada debería mantener una mayor discreción a la hora de disimular su interés en la televisión de la obispalía (programa El Cascabel) por la posibilidad de un golpe de Estado en Venezuela, si se diera el caso de contar con una parte del ejército venezolano. ¿O es que a la susodicha no le ha bastado con el vivido en nuestro propio país y sus consecuencias, y los que tuvieron lugar en América Latina -y sus consecuencias- en torno a los años setenta y ochenta del pasado siglo? 

DdA, XIV/3533