martes, 23 de mayo de 2017

CONTRA LA ALTIVA VANIDAD, EL CAÑU DEL FONTÁN


Lazarillo

Cuenta mi estimado amigo Joaquín Álvarez hoy en FB que la ciudad de Oviedo tiene varias fuentes antiguas. Una de ellas es el Cañu del Fontán o Fuente de los Caños del Fontán, que data de 1657. Se encuentra en la vistosa zona del mercado El Fontán, donde existía un pantano que acabó secándose. Por aquel tiempo su creación fué motivo de disputas, ya que decían que quedaba mal al lado del contiguo Palacio Duque del Parque, por encontrarse hundida en el suelo y su surtidor casi a ras de este. Esto provocó que el poeta Luis de Tapia escribiera los versos que siguen a raíz de esa característica de la histórica fontana. Luis de Tapia firmó durante muchos años las mejores coplas periodísticas que se publicaban en los periódicos republicanos de Madrid antes de la Guerra de España. Amigo de Javier Bueno, director del diario socialista Avance -que se publicó en Oviedo primero y luego en Gijón durante la guerra, hasta la ocupación de esta ciudad por el ejército golpista en octubre de 1937-, Tapia también  colaboró en ese periódico, donde quizá dejó impresos estos simpáticos versos. Hay un libro en la magnífica editorial Renacimiento que recoge buena parte de esas coplas:

Caño de tan bajo trazo
hacía al más alto ser
doblar el recio espinazo
al inclinarse a beber.
Y tan humilde ejercicio
iba quitando, en verdad,
a muchas gentes el vicio
de su altiva vanidad.
En Oviedo, cuando alguno,
por su abolengo o su prez
presumía, inoportuno,
de mal fundada altivez,
la turba de gente nueva
decía de tal truhán:
hay que llevalu a que beba
en el cañu del Fontán. 

DdA, XIV/3543