miércoles, 25 de enero de 2017

PATRIMONIO DECAPITA EL MEDALLÓN DE FRANCO EN LA PLAZA MAYOR DE SALAMANCA


Según acaba de publicar La Crónica de Salamanca con el titular arriba indicado, la reunión de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural (organismo dependiente de la Junta de Castilla y León) acordó este miércoles por unanimidad de sus miembros informar al Ayuntamiento de la ciudad que el medallón con la efigie de Franco que se encuentra ubicado en el Pabellón Real de la Plaza Mayor “no posee razones patrimoniales que obliguen a mantenerlo en este espacio”. De este modo, nueve años después de aprobada la llamada ley de Memoria Histórica por el primer gobierno de Zapatero y casi cuarenta más tarde desde la aprobación de la Constitución vigente, la efigie del extinto caudillo será desalojada de una de las más bellas plazas de Europa, corazón  una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988. La noticia viene a reforzar ese título.

El informe aprobado por la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural es un dictamen del órgano competente en materia de Patrimonio Histórico en la provincia de Salamanca.
Los miembros de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural han asumido un informe del Comisionado de Patrimonio, Antonio Casaseca, que establece que “los deterioros sufridos desde hace años permiten plantear la posibilidad de que sucesivas restauraciones hayan alterado significativamente la obra original, y que los valores artísticos que pueda tener sean en realidad más fruto de estas intervenciones que de los propios artistas que la diseñaron y esculpieron”.
La Comisión estima que, en el medallón “no concurren las suficientes razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidas por la ley que reconoce y amplía derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura”.
El Ayuntamiento en su día dejó la pelota en el tejado de esta comisión para que decidiera sobre el futuro y controvertido medallón de Franco en la Plaza, un símbolo del franquismo que se ha mantenido a capa y espada cuando aún no ha habido reparación a la memoria y dignidad de muchos muertos ocasionados por el levantamiento militar y la dictadura posterior.
En virtud del acuerdo de la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento informó de que elaborará un proyecto que remitirá a dicho órgano para que informe sobre las condiciones técnicas que deben guiar los trabajos de retirada de medallón “con el fin de garantizar que no se produzca ningún daño en la Plaza Mayor, monumento declarado Bien de Interés Cultural en 1973 y bajo la protección de la Unesco”.
El Consistorio asegura que “ha respetado en todo momento” las decisiones de las autoridades competentes respecto al medallón. “Fue el juzgado el que sentenció que la Comisión de Patrimonio Cultural fuera la que decidiera sobre si debe o no permanecer en su actual ubicación, en aplicación de la excepción de la Ley de Memoria Histórica relativa a edificios con protección patrimonial, como la Plaza Mayor”, indica.

DdA, XIV/3449