domingo, 21 de agosto de 2016

CUATRO PERIODISTAS ASESINADOS EN BRASIL ESTE AÑO NO SON NOTICIA

Lazarillo

Como estas informaciones no suelen aparecer en los medios de comunicación españoles, que de modo tan reiterado defienden la libertad de expresión en otros países latinoamericanos contrarios a sus intereses neoliberales, este Lazarillo lamenta que el asesinato del periodista brasileño Mauricio Campos Rosa, de 64 años, propietario del periódico O Grito, de Santa Luzia, en Belo Horizonte, no haya ocupado ni una sola línea en la prensa nacional. Campos Rosa recibió cinco disparos por la espalda, gatillados por desconocidos, cuando se retiraba de la casa de un amigo la noche del pasado 17 de agosto en este municipio, capital del estado de Minas Gerais. Según los informes de prensa local, Rosa se encontraba cerca de su vehículo, identificado con el nombre del periódico, cuando fue atacado exactamente a las 21 horas. Recibió asistencia en un centro médico de urgencia y fue trasladado luego a un hospital, donde falleció a las 23,45, después de una cirugía.
En los registros de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (CIAP-FELAP) figuran otros tres periodistas asesinados este año en Brasil, coincidente con las multidifundidos Juegos Olímpicos, que tampoco han sido noticia en nuestros medios, como indudablemente lo serían de haberse dado estos hechos en Bolivia, Ecuador o Venezuela. ¿Se imaginan la eclosión mediática que se daría en estos casos?. Estas han sido las otras tres víctimas, defensoras de un periodismo crítico e independiente:

João Miranda do Carmo, de 43 años, del diario digital SAD Sem Censura, en Goiás, acribillado el 24 de julio.

Manoel Messias Pereira, de 60 años, dueño del portal noticias www.sedivierte.com.br, fue asesinado el 9 de abril en Grajaú, estado Maranhão.

João Valdecir de Borba, de 51 años, periodista y locutor de Radio Difusora 1490 AM, de São Jorge do Oeste, estado Paraná, fue asesinado el 10 de marzo por dos sicarios que ingresaron a la estación mientras su programa salía al aire.

DdA, XIII/3343