martes, 9 de agosto de 2016

ATLÁNTICA XXII YA PUBLICÓ LA FALSA PENSIÓN DE VILLA EN MAYO DE 2015

En el número 38 de ATLÁNTICA XXII se reproducía el parte en que se certifica la recaída de Villa en 1995 tras un accidente que tuvo lugar, según la documentación, el 14 de mayo de 1993.
En el número 38 de ATLÁNTICA XXII se reproducía el parte en que se certifica la recaída de Villa en 1995 tras un accidente que tuvo lugar, según la documentación, el 14 de mayo de 1993.

Lazarillo

Para que el reconocimiento profesional lo lleve quien lo merece y no el semanario Interviú, que no se refirió en ningún momento a esta excelente publicación asturiana en la que este Lazarillo tiene el honor de colaborar, conviene tener en cuenta lo que Atlántica XXII da a conocer a la vista de tan lamentable e interesado olvido. La revista que desde hace ya algunos dirige mi estimado Xuan Cándano publicó en su número 38, correspondiente al mes de mayo de 2015, una información en la que ya se denuncia el lamentable y vergonzoso caso de la pensíón del líder sindicalista  José Ángel Fernández Villa. El semanario Interviú, por lo tanto, no hizo más que servirse del trabajo publicado en Atlántica XXII para hacer creer a sus lectores que se trataba de una primicia. La profesión sigue por los suelos, en claro avance hacia el subsuelo
La información de Atlántica XXII, elaborada y firmada por el periodista Carlos Mier, se titulaba Unas cajas de sidra y un oportuno resbalón, incluía la reproducción de varios documentos y era además mucho más completa que la que ofrece el aludido semanario nacional. En la portada de aquel número de la revista asturiana de información y pensamiento había una referencia al tema con el titular “El insólito accidente de Villa”. Mier también incide en que, además de conseguir en los años noventa con un falso accidente la pensión máxima de por vida, exenta de pagar impuestos, de 2.596 euros al mes, Fernández Villa se jubiló en Hunosa con una categoría laboral que no le correspondía, la de vigilante. El escándalo es mayor si se tiene en cuenta que el que fuera máximo dirigente del SOMA-UGT y del PSOE en Asturias estaba liberado sindicalmente.
Reproducimos a continuación aquel reportaje de Carlos Mier, teniendo en cuenta que incontables medios atribuyen a uno nacional (Interviú) y a otros redactores una exclusiva que el citado periodista publicó en Atlántica XXII hace ya 15 meses. Su artículo ya había sido volcado a esta misma web el 6 de julio de 2015, tras la salida del número 39 de la revista. Puede ser leído en el siguiente enlace:

DdA, XIII/3338