miércoles, 27 de abril de 2016

EL TODOPODEROSO CEBRIÁN DESPIDE DE LA SER A IGNACIO ESCOLAR

Félix Población

Se trata de uno de los periodistas más brillantes que han destacado en nuestro país en los últimos diez años. Un profesional joven que emprendió con éxito el proyecto del diario Público -del que fue cesado como director por su profesionalidad e independencia crítica- y que hace unos pocos años supo poner en marcha -también con éxito- El Diario. Hoy nos acabamos de enterar, según el propio Ignacio Escolar ha comunicado a sus lectores, que la dirección de la Cadena SER, en donde el periodista colaboraba como tertuliano, ha decidido prescindir de sus servicios en el programa matinal Hoy por hoy.

La razón -tal como dice Escolar- está en  las acciones legales que ha anunciado Juan Luis Cebrián contra eldiario.es, La Sexta y El Confidencial por publicar que la que era entonces su esposa aparece en los papeles de Panamá. El todopoderoso dios del imperio Prisa, ex director de los servicios informativos de RTVE durante el último gobierno de la dictadura franquista, considera incompatible la presencia de Ignacio Escolar en la emisora de ese grupo mediático, en el que el director y fundador de El Diario venía colaborando desde hace siete años con la solvencia que le es habitual.

Acaso no quepa imaginarlo, pero los profesionales de la información que valoramos el currículum y la valía de Escolar, así como las informaciones por las que Juan Luis Cebrn ha actuado de modo tan propio del cargo que desempeñó durante la dictadura en RTVE, esperamos de destacados colegas de la Cadena Ser como Pepa Bueno, Carlos Francino o Iñaki Gabilondo algún tipo de reacción crítica a la tropelía cometida contra su compañero.  Si no fuera así, deberían tener en cuenta que una parte del punto final de deshonra y desprestigio profesional con el que Cebrián acaba de despachar su trayectoria como periodista podría tocarles a los nombrados. También, al medio al que prestan su voz.

DdA, XIII/3260