jueves, 10 de marzo de 2016

VIAJE FOTOGRÁFICO A CUBA: DEL ROJO AL AMARILLO


cuiba2016036
Muchas veces, desde que viajé a Cuba hace ya muchos años, este Lazarillo ha tratado de reencontrarse con los magnéticos y espectaculares  colores de los cielos de La Habana desde el Malecón. Agradezco a mi estimado amigo Fenando de Silva el placer de haberlos plasmado en esta fotografía impresionante, fruto del buen ojo y buen hacer de Fernando en estos menesteres. Agradecido, pues, por la emoción que me ha procurado.
Fernando de Silva
Hoy va de contrastes. Un atardecer bañado por un temporal, que hace que el Malecón se llene de la espuma  de una mar bravia, comparte la escena con un cielo en el que las negras nubes abren paso a los últimos rayos de sol. Y ese juego de luces y sombras da paso a la presencia de un vehículo de los años 50. Y esto surge de forma natural, sin la intervención del hombre, y sí de la naturaleza y la historia de cuatro ruedas. Si el mundo y el paisaje es poesía, la imagen no hace más que hacer justicia a un momento muy especial. Así es Cuba.
La fotogeafía, tomada con una cámara Canon 5D Mark III, fue tomada con un objetivo zoom 70/200 mm, en esta ocasión a una distancia focal de 70 mm, con un ISO 400, a una velocidad de 1/200 segundos, y con un diafragma f/13. Hoy parece que la combinación es más equilibrada.
SinLaVenia DdA, XII/3235