martes, 8 de marzo de 2016

LA GARRA QUEMANTE DEL INFARTO


Félix Población 

Me ha llegado el infarto con su garra quemante
a prenderse en el pecho,
pero le dije: mira, todavía me falta
que la vida que dimos suene a fondo en el alma
de lo que nunca muere,
la música que habita lo que por siempre crece.(*)

(*) Siempre fui dado a la emoción con la música, pero hace meses, escuchando la que suena en el vídeo -con Anna Fusek como solista-, noté más blando que nunca mi corazón. Igual esta emoción desbocada tuvo algo  de advertencia.

DdA, XII/3233