miércoles, 17 de febrero de 2016

¿Y LOS PADRES DE LOS 43 ESTUDIANTES ASESINADOS, SANTIDAD?


Lazarillo

Coincidiendo con la visIta que está realizado el pontífice de Roma a México, se lo recrimina a su santidad Francisco el diario La Jornada de ayer en su habitual minisección de contraportada, en la que se suele incluir una sola frase a modo de titular desglosado o editorial muy sucinto. No se trata de una comparación (cúpulas mediáticas/padres de la víctimas) ni de una recriminación baladíes. Según una encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica dada a conocer días antes de la llegada del Pontífice, la mayoría de la población mexicana, 63.7%, consideraba que Francisco debía reunirse con los padres de Ayotzinapa, porque en este momento ellos representan el sufrimiento de las víctimas de la violencia en México. La negativa del Papa Francisco para recibir a los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa obedece a que el mensaje del pontífice está dirigido hacia todas las personas que han sufrido violencia en el país, “sin hacer diferencias de que algunos sufren más y otros sufren menos”, afirmó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi. Al diario La Jornada no le vale el argumento de Lombardi. A este Lazarillo, tampoco.

DdA, XII/3216