miércoles, 18 de noviembre de 2015

ECHAN A TALEGÓN DE 13TV EN VIVO Y EN DIRECTO

 Lazarillo

Puede que quienes en 13TV tratan de fomentar más audiencia de la poca e incondicional que tienen se sientan atraídos por la Beatriz Talegón, una joven política socialista muy respondona y hábil en el manejo de la voz, que coloca de modo sonoro y rotundo sus argumentos con la diligencia y fluidez que en este caso le han valido ser expulsada de un programa de debate de la televisión de la obispalía. El programa se llama Más claro agua y lo dirige Isabel Durán, que en esta ocasión ha sido desbordada por la razones de Beatriz hasta el punto de no aguantar una más y ponerla de patitas en la calle, algo que evidencia la falta de profesionalidad y tolerancia de la moderadora del debate, así como la del canal que la paga, por permitirlo. Lo que no entiendo es que hacía Beatriz Talegón en esa tertulia, teniendo en cuenta su habitual inconformismo, a no ser que se la utilizara para contrastar el monolitismo conservador que caracteriza a quienes intervienen en ese plató, algo que no sé pero me cuentan, porque este Lazarillo no frecuenta esa onda. Talegón se ha limitado a equiparar las muertes del terrorismo yihadista en París o donde sea con las que ocasionan o pueden ocasionar en la población civil los bombardeos sobre las ciudades en Siria (cerca de 300.000 muertos ya), y ha puesto como antecedente la invasión de Irak que no sirvió en su día más que para despertar un mayor y más grave conflicto en la zona. El error de ingresar en aquella guerra trajo como consecuencia los atentados del 11-M en Madrid y un nuevo error de esas características en Siria podría traer también consigo un mayor grado de conflictividad y de terrorismo allá y acá. Se podrá estar en contra de esas ideas, pero nunca hasta el punto de despedir de un programa a quien las expone, porque si se actúa de este modo ya se puede suponer el grado de compromiso con la libertad de expresión y la democracia de quien lo hace. Doña Isabel debería estar muy contrita por haberse comportado de ese modo, a poco que valore la profesión que ejerce. También por haberlo hecho tan en vivo y tan en directo que abochorna.

DdA, XII/3134