jueves, 22 de octubre de 2015

HASTA 1978 (AÑO DE LA CONSTITUCIÓN) FUE FIESTA EN GIJÓN LA ENTRADA DE LAS TROPAS FRANQUISTAS EN 1937

Jesús Montes Estrada

Ayer, echando un vistazo a los medios de aquí, no vi ninguna referencia al aniversario de un hecho histórico para Asturies: la caída del frente norte el 21 de octubre de 1937, cuando las zarrapastrosas tropas navarras y moras entran en Xixón y dan comienzo con ello a lo que para la inmensa mayoría de la población gijonesa y asturiana fue el Terror.
Antes de acabar el mes comenzaron los juicios militares sumarísimos en el Antiguo Instituto: hasta 6.600 paripés acusando a los leales al Gobierno legítimo de la República de "adhesión a la rebelión" y de otras lindezas con las que los militares golpistas pretendieron justificar su deslealtad. Los asesinatos habían comenzado ya el 20 de octubre, cuando, tras el abandono de la cárcel de El Coto por los funcionarios que custodiaban a diversos falangistas, éstos salieron de la prisión y sacaron de sus casas a diez personas a las que pasearon. El Terror se implantó en Xixón muchos años: de octubre de 1937 a marzo de 1953, fechas entre las cuales fueron asesinadas en el Sucu y otros lugares al menos 1967 personas, mujeres y hombres, y otras miles fueron torturadas, encarceladas durante años o enviadas a batallones de trabajadores por media España. Quienes no sufrieron estas represalias sufrieron otras, más indirectas pero no menos terribles. La mayoría de la población que permaneció en Xixón vivió aquellos años aterrorizada y famélica, y tuvo además que padecer la burla de los nuevos mandatarios de la ciudad, que bautizaron la Carretera de Villaviciosa, por la que habían entrado en 1937, como de la Liberación. Hasta 1978, el 21 de octubre fue fiesta local en Xixón.
La memoria democrática, política y social es determinante para construir una sociedad más justa y más libre. Días como el de ayer deben servir, además de para condenar a los asesinos de la libertad que sumieron a España en la más larga de las noches, para reivindicar el papel de nuestros valientes combatientes republicanos, defensores del Gobierno legítimo salido de las urnas el 16 de febrero de 1936.

DdA, XII/3112