miércoles, 19 de agosto de 2015

PLATO SOLIDARIO EN "PICO URRIELLU"


Lazarillo

No está escrito en griego, sino en nuestra misma lengua, de modo claro, explícito y muy respetuoso hacia quienes puedan sentirse obligados a responder a esa invitación. Porque se trata de una invitación y eso quizá podría ser lo más sobresaliente del mensaje. En plena campaña de verano, con los resturantes de la zona a tope como consecuencia de la ola turística que cada año se repite en su espectacular entorno, una sidrería de Cangas de Onís (Asturias) toma la ejemplar determinación de destinar comida y mesa a quien no se lo pueda pagar. Esto es, que en lugar de apremiar a los clientes que pagan -tal como sucede en otros restaurantes- a dejar libre el sitio para que lo ocupen unos nuevos comensales, en Pico Urriellu -nombre de la sidrería- INVITAN a los padres de familia desempleados que no cobran ninguna prestación salarial. ¿No es como para glosarlo con esperanza y mandarle la foto al ministro Wolfgang Schäuble, por elegir a un depredador de entre los tantos que atentan contra padres de familia en similares circunstancias?

DdA, XII/3058