viernes, 14 de agosto de 2015

COCA-COLA Y EL VETO DEL GOBIERNO TRIPARTITO DE OVIEDO

Foto de Joaquin Manuel Alvarez Gonzalez.
Joaquín Álvarez González

Como no soy suscriptor de La Nueva Engaña, no tengo acceso mas que a leer el titular de la noticia en la edición on-line que dice: Los empresarios piden "respeto" para Coca-Cola ante el veto del tripartito ovetense. Al parecer a estos empresarios les parece "pintoresca" la decisión del tripartito [PSOE, Somos Oviedo e IU, que gobierna el Ayuntamiento de Oviedo] de vetar la marca hasta que no se resuelva el conflicto laboral. Primero fue el dimitido presidente de AJE, Jorge González Arango quien declaró: "Son políticos de tercera división a los que les queda grande el cargo", refiriéndose al tripartito. Después, y como es habitual manual del partido de la gaviota, dijo: "Se han malinterpretado mis palabras". Este Jorgito, que ahora es director de Recruitment Solutions cuya actividad principal como la Marquesa de Mamandurrias es la de caza-talentos, tiene un futuro prometedor como portavoz del partido corruPPto. Estos empresarios ovetenses no se quedan atrás y olvidan que Coca-Cola Iberian Partners, la filial de la multinacional estadounidense en España y Portugal, anunció en la ultima junta de accionistas un beneficio de 311 millones en 2014. Ello supuso un incremento de las ganancias del 46,8% respecto al ejercicio anterior, en un año marcado por el cierre de hasta cuatro plantas embotelladoras y un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a 1.156 trabajadores, anulado posteriormente por el Tribunal Supremo. De los más de 1.000 empleados despedidos, apenas 278 pudieron acogerse a recolocaciones, prejubilaciones y bajas incentivadas. Sin embargo, después de que la Audiencia Nacional declarase nulo el ERE y obligase a Coca-Cola Iberian Partners a readmitir a 400 trabajadores que sufrieron un despido “forzoso”, el Tribunal Supremo confirmó la sentencia y señaló que la empresa había vulnerado el derecho a huelga de sus empleados. Vamos que a los empresarios ovetenses les importa un pijo las decisiones del Tribunal Supremo. Estos empresarios pueden seguir bebiendo Coca Cola y de paso contribuir a poner una alfombra roja a las grandes empresas multinacionales para que hagan lo que quieran en este país, saltándose la justicia española. Justicia que vemos critican según de qué lado sople el viento. Buen ejemplo de patriotismo de chigre. Yo no pienso invertir un € en hacerme suscriptor del que se denomina "Diario Independiente de Asturias" y menos en aquellos establecimientos donde se venda este venenoso refresco.

DdA, XII/3053